Presidente de Telefónica releva últimos altos directivos del equipo de César Alierta

|


Jose maria alvarez pallete

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha cerrado la era Alierta dos años después de su nombramiento al frente de la primera empresa de España.


Telefónica ha anunciado este martes el relevo de las cuatro personas consideradas de confianza del anterior presidente, César Alierta, que permanecían en el comité ejecutivo y que representaban casi un tercio del equipo más próximo a Pallete.


Éste ha decidido rodearse ya de un nuevo equipo y sustituye al secretario general y jefe del servicio jurídico, Ramiro Sánchez Lerín, al director de Relaciones Institucionales Carlos López Blanco; al presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez, y al presidente de Telefónica Hispanoamérica, Eduardo Caride.


Aunque los cambios son propuestos formalmente al Consejo de Administración por la comisión de nombramientos, el propio Pallete asumió directamente la reorganización. Lo explicó así en un frío comunicado con los veteranos directivos relevados: "El mundo digital nos exige una renovación permanente. Y a esta exigencia obedece la estructura propuesta hoy. Un relevo generacional en la organización de la compañía, que hará de Telefónica una compañía más ágil, más sencilla y definitivamente centrada en la gestión, el servicio al cliente, el crecimiento, la eficacia y la rentabilidad".


Por tanto, Pallete ha considerado necesario llevar a cabo estos cambios para que Telefónica esté "definitivamente centrada en la gestión" y resto de principios básicos.


Sánchez Lerín ha tenido que ir a declarar como imputado en el llamado caso Rato por presunta ayuda de Telefónica al ex vicepresidente del Gobierno a cometer delito fiscal. En cuanto a Gilpérez, fue criticado en la cúpula por episodios recientes como la sorprendente facilidad con que el virus WannaCry se expandió en Telefónica España el pasado año.


Sí continúa un directivo de la confianza de Alierta como es el director de Asuntos Públicos, Francisco de Bergia, pero fuera del comité ejecutivo.


Como sustitutos de los relevados, ha escogido a profesionales de la casa bien de su entera confianza o bien que representaban una solución natural. Entre estos últimos figura el nuevo secretario general, Pablo de Carvajal, que ya lo era de Telefónica España y que evita a Álvarez-Pallete recurrir a un profesional de fuera. Carvajal asumirá también las funciones de López Blanco desde su nuevo puesto de secretario general del Consejo de Asuntos Públicos y Regulación.


Para la presidencia de Telefónica España ha aceptado promover a un subordinado de Gilpérez, Emilio Gayo, pero le resta poder al crear el puesto de consejero delegado hasta ahora inexistente. Lo ocupará María Jesús Almazor, hasta ahora directora de Territorio Sur de Telefónica España y directiva en alza de la confianza de Pallete.


También de su clara confianza es Marta Achicot, que asume la dirección de Recursos Humanos. Esta responsable de personal pasa a depender directamente del presidente ejecutivo de la compañía y se integra en el comité ejecutivo.


Pallete toma así un control más directo de este importante área de Recursos Humanos.


Telefónica Hispanoamérica, hasta ahora liderada por Eduardo Caride, se escinde en dos unidades. Por un lado, se crea la unidad de Telefónica Hispam Sur (englobando las operaciones de Argentina, Chile, Perú y Uruguay), a cuyo frente se sitúa Bernardo Quinn, que era hasta ahora director de Recursos Humanos globales.


Se crea la unidad de Telefónica Hispam Norte (englobando las operaciones de Colombia, México, Centroamérica, Ecuador y Venezuela), a cuyo frente se sitúa Alfonso Gómez Palacio. Éste, a su vez, es sustituido como consejero delegado de Telefónica Colombia por Fabián Hernández hasta ahora director de Asuntos Públicos y Regulación en la filial. Guillermo Ansaldo se mantiene al frente de Recursos Globales, y se sitúa como nuevo consejero delegado de Telxius a Mario Martín, hasta ahora director de la oficina del consejero delegado, Ángel Vilá.


Para cubrir esta última vacante, se nombra a Natalia Sainz, hasta ahora directora de Planificación Financiera y Coordinación.