​MTT entrega antecedentes al TDLC para revertir la suspensión provisional de la licitación del Transantiago

|


MICRO2 INTER

Con el objetivo de revocar la suspensión provisional y continuar con la fase final del proceso de licitación de Transantiago, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), solicitó al Consejo de Defensa del Estado (CDE) su representación ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), la que se concretó ste martes tras la presentación de un escrito con toda la documentación relativa a la licitación. Para lo anterior, la Secretaría de Estado contó, además, con la asesoría del Estudio Jurídico Ferrada & Nehme, expertos en materia de libre competencia.


En el documento, el MTT destacó que todas sus acciones han tenido por objetivo incentivar la competencia y el ingreso de nuevos oferentes al proceso de licitación; que los cuestionamientos al proceso no tienen fundamento en los hechos; y que se adoptaron medidas concretas para fomentar la participación de nuevas empresas, en línea con las mejores prácticas de libre competencia en materia de licitaciones.


Así también, dentro de los antecedentes entregados, la Secretaría evidenció el trato ecuánime, objetivo y transparente establecido en las bases de licitación, que permitió que nuevas empresas nacionales e internacionales postularan al proceso.


En el texto también se resaltó que es indispensable continuar con el proceso para introducir las mejoras en la calidad de los servicios que los usuarios legítimamente requieren, y perfeccionar aspectos tan relevantes como la regularidad, cobertura y la renovación de la flota de buses. Así, la licitación se diseñó para seleccionar a los oferentes más capacitados y que a su vez cumplan con estos requerimientos al menor costo, siendo éste el objetivo primordial de la competencia en una licitación.


Otro aspecto relevado en el escrito es el interés por ampliar la presencia de más operadores, la que se evidencia en el cambio relativo al tamaño de las empresas, las cuales serán más pequeñas que las actuales, lo que facilitará la operación de los futuros concesionarios y asegurará la continuidad de la operación ante todo evento. Además, contar con conjuntos más pequeños de buses, demanda terminales de menor tamaño, lo que favorece la competencia y reduce las barreras de entrada.


Las bases, entre otros requisitos, piden a los oferentes detallar su estructura financiera con el objetivo de incorporar a empresas que sean capaces de cumplir con las exigencias, operacionales y financieras, que aseguren su sustentabilidad en el tiempo.


Tras la presentación del escrito, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones afirmó que corresponde esperar la resolución del TDLC que, habiendo escuchado y con todos los antecedentes a su disposición, podría reconsiderar su decisión. Lo anterior, para poder continuar con la licitación.