DCV se une al nuevo mundo de la tecnología Blockchain para aplicarlo al mercado de valores

|


Fernando Yanez DCV 26 1

El Depósito Central de Valores (DCV) chileno junto a SWIFT, la empresa proveedora global de servicios seguros de mensajería financiera y las más importantes Centrales Depositarias de Valores del mundo, se unen para demostrar el valor de la tecnología de Blockchain para los mercados de valores, como el voto por representación y los activos digitales.


SWIFT y el DCV de Chile, junto a Abu Dhabi Securities Exchange, Caja de Valores, Nasdaq Market Technology AB, National Settlement Depository, SIX Securities Servicesy Strate Ltd., firmaron un Memorando de Entendimiento (MOU) para analizar la implementación de la tecnología Blockchain o la tecnología de libro descentralizado (Distributed Ledger Technology, DLT por su sigla en inglés), en escenarios post-trade, para investigar qué nuevos tipos de productos pueden construirse utilizándola y cómo los estándares tecnológicos existentes pueden ser compatibles con ellas.


"Para garantizar la interoperabilidad y la migración sin problemas, es crucial que las nuevas tecnologías sean compatibles con los estándares comunes existentes, como ISO 20022", afirma Stephen Lindsay, jefe de estándares de SWIFT. "La promesa de la tecnología nueva es excelente, pero actualmente falta un componente clave en torno a la estandarización. Existe un valor claro en la reutilización de las definiciones comerciales establecidas y en la facilitación de la interoperabilidad entre las implementaciones de Blockchain, que este proyecto demostrará”.


El DLT es un sistema digital para el registro de transacciones y otro tipo de operaciones entre contrapartes cuyos detalles quedan anotados en múltiples lugares al mismo tiempo. A diferencia de las bases de datos tradicionales, la DLT no tiene la necesidad de un lugar o espacio para guardar centralizadamente los registros. Un ejemplo de DLT son los blockchains, o cadenas de bloques, tecnología que sirve de base para las criptomonedas como el Bitcoin.


Fernando Yánez, gerente general del DCV de Chile, destaca que “como Depósito Central de Valores, nos interesa estar al día en los avances relacionados con la tecnología DLT. Este grupo de instituciones -representativo del mercado mundial de los depósitos de valores y proveedores de la industria-, aporta ingenieros y analistas expertos en el negocio, en estándares y también en tecnología y, en conjunto, irán encontrando soluciones utilizando DLT, las que finalmente facilitarán la interoperabilidad entre los operadores mundiales de los mercados de valores”.



Disminuir el riesgo



Los grandes depósitos de valores del mundo, actores fundamentales en las infraestructuras de mercado de valores y los grandes proveedores de tecnología en mercado financiero, decidieron emprender este trabajo conjunto para proveer de soluciones construidas con tecnología DLT. Soluciones que a la vez serán estándares y universales, porque deben ser posibles de implementar en cualquier mercado.


Para estas entidades, que justamente son repositorios de valores, transacciones y operaciones financieras, la utilización de estas nuevas tecnologías es crucial porque tienen el potencial de facilitar procesos, ahorrar costos y disminuir los riesgos propios de los registros manuales. En la actualidad, los procesos que requieren contacto de múltiples contrapartes, como la votación y el voto por poder, implican actividades manuales engorrosas que conllevan un costo y riesgo inherente significativo.


Como parte del MOU, los miembros han definido los requisitos del producto para una solución de votación electrónica basada en tecnología DLT que considera un mayor grado de automatización e incluye estándares comunes (ISO 20.022).


Otros aspectos del memorando de entendimiento es que incluye el fomento a la colaboración entre sus miembros en la investigación y el desarrollo de la tecnología DLT, ayudando a definir el rol de los proveedores de infraestructura de mercados financieros, permitiendo identificar, definir y desarrollar casos de uso en la industria de los Depósitos de Valores.


Además, el grupo se enfocará en crear y adaptar normas y principios comunes para el uso de DLT entre los Depósitos de Valores y la industria financiera, promoviendo la adopción de esos estándares y principios para otras partes, incluidos los reguladores.


Confirmando la importancia del trabajo de este grupo, la International Securities Services Association (ISSA) recientemente lo respaldó, incluyéndolo como parte de un nuevo flujo de trabajo dentro del Grupo de Trabajo existente sobre DLT de la Asociación, dando a esta iniciativa una mayor visibilidad en la industria.


Lo destacable de este trabajo conjunto es que estos importantes actores de la industria financiera global se unen formalmente para hacer frente a una tecnología que está irrumpiendo y que, de imponerse en el mercado financiero, requiere que las cosas se hagan bien, con las reglas de negocios que solo los depósitos conocen, al ser un servicio tan específico. Es decir, quieren ser pioneros para aportar al desarrollo de los mercados financieros y no sólo para sacar ventajas individuales. Además, en un proyecto de tanta envergadura, es necesario involucrar a los grandes proveedores de tecnología, porque serán ellos los que asuman el desafío de construir los prototipos y, finalmente, los productos finales.