Las criptomonedas y sector real

|



Mauricio Lizana y Franco Parisi

CEO & Founder; y Gerente Director de Royal Real Estate

Parisi Lizana




Las criptomonedas han sido las inversiones especulativas más importantes de los últimos meses junto con los nuevos récords de las bolsas tradicionales.


Es relativamente fácil explicar la evolución de los mercados tradicionales, en el caso del Dow Jones, la reforma tributaria del presidente estadounidense, Donald Trump, y el estado de la economía en EE.UU., Europa y China.


En el caso chileno, el precio del cobre y el positivo cambio en las expectativas de los empresarios y público en general llevan al alza en los precios de los títulos accionarios.


Pero el caso de las monedas virtuales es un asunto más complejo.


En efecto, en el caso de las cryptocurrencies o criptomonedas, el mercado se mueve por efectos especulativos y las altas expectativas de oportunidades de crecimiento. Pero todas las señales indican que es una inversión especulativa que llegó para quedarse y nadie quiere quedarse fuera de esta oportunidad.


En este mercado, todos quieren hacerse de una parte del pastel. El caso más llamativo es el de un grupo de bancos que creó su propia criptomoneda y prontamente nuevas monedas se sumarán a mercados de futuros y opciones. Claramente, habrá países que impondrán restricciones a su uso, pero la complejidad del cibermundo es intrincada y los cambios van a un ritmo mucho más rápido que las regulaciones y cortapisas: Las criptomonedas buscarán alternativas para vencer estas barreras.


Lo que nos gusta de las criptomonedas es que democratizan el mercado de divisas y eliminan controles y una apesadumbrada burocracia, aunque en lo fundamental existen dudas.


Efectivamente, una moneda debe cumplir con ciertas características, siendo la reserva de valor y que sirvan como medio de cambio, dos de las más importantes.


Con respecto a la reserva de valor, las criptomonedas han cumplido con este concepto en los mercados spot y mercado futuro. Pero, ¿qué sucede con las criptomonedas para ser usadas como medio de cambio? Bueno, en ese ámbito la situación de las criptomonedas se torna compleja y es el gran desafío a superar para que algunas “coins” dominen sobre otras y no se conviertan solo un medio de inversión especulativo.


El que se pueda lograr transar todo tipo de activos y servicios pagando con criptomonedas constituye ciertamente una democratización de las economías, permitiendo una mayor liquidez en el sistema, pero es claro que todos los activos de la economía aumentarán de valor.


Imaginemos que con criptomonedas se puedan comprar autos y bienes raíces por medio del trueque. Así, el potencial comprador podría aprovechar mejor las opciones de financiamiento y medios de pago. El mejor ejemplo está en las multitiendas que fuerzan indirectamente a los potenciales clientes a usar sus medios de pago. Esto es así porque las multitiendas capturan para sí el impuesto del señoreaje y logran al mismo tiempo la fidelización del cliente. Bueno, ahora imaginemos que podemos pagar con criptomonedas. Eso permitiría democratizar los medios de pago y el impuesto del señoreaje necesariamente caerá, ganando los consumidores.


¿En que están las criptomonedas chilenas, en particular Bitcheke? Pues en el diseño de estrategias para que pueda ser usada como medio de cambio en la compra de bienes raíces. El modelo es similar a la compra de vehículos en Argentina, donde los aportantes podrán adquirir un auto en un plazo de tres o más años formando mediante el pago de cuotas el ahorro previo.


Así, apostando a que la mayoría de las cryptocoins subirá, el ahorro previo en Bitcheke permitirá aumentar la base de ahorro y llegar en mejor forma al cabo de 6 meses o más con un mayor ahorro previo para solicitar a instituciones financieras el financiamiento por el restante.


En Argentina este medio de ahorro previo es muy exitoso, pero se explica por la desconfianza en las instituciones financieras y se fundamenta en la alta inflación, que hace que el precio de los vehículos deba necesariamente aumentar. En Chile, la plusvalía es positiva y continuará siéndolo por lo que cada vez se hace más y más difícil para las personas completar el ahorro previo para la compra de una propiedad. Así, las criptomonedas son una alternativa atractiva para tratar de conformar el ahorro previo, pero con el riesgo de que caiga el valor relativo de la criptomoneda.


Ahora bien, el concepto especulativo permite figurar un escenario de alta fluctuación positivo o negativo en la criptomoneda. En este caso, apostar por este tipo de inversión es más o igualmente atractivo que invertir en el casino o comprar un juego de apuesta. En ambos escenarios, lo peor que puede suceder es que se pierda lo apostado.


En conclusión, las criptomonedas llegaron para quedarse con una tendencia a un aumento del precio de conversión en su fase especulativa para luego pasar a una fase de transacción por bienes y servicios y consolidarse como medio de crédito. El tiempo dará su evolución final, donde los procesos de megafusión de criptomonedas se dará sí o sí, para los románticos del pasado cuando se dio la convergencia de las diferentes monedas en Europa que abrió paso al la creación del Euro como moneda común.