Producción de Vehículos Livianos cae en EE.UU. y Canadá pero sube en México

|



Las automotrices norteamericanas -estadounidenses, canadieses y mexicanas- fabricaron 16.971.518 vehículos livianos en 2017, experimentando una disminución del 4,3% con respecto al récord de producción de 2016, de 17.729.618 unidades.


Para el mes de diciembre, la producción se redujo un 11,1% a 1.130.339, anotando la menor cifra desde diciembre desde 2010. Gran parte de la caída provino de la producción de autos, que bajó un 15,3% en 2017, llegando a 5.683.233, situándose en el 32,6% del total de vehículos ligeros.


En Estados Unidos, los fabricantes de autos retrocedieron la producción en un 15,0% en diciembre, con lo que el total anual de vehículos livianos cayó un 8,6%, a 10.890.558 unidades.


La producción de BMW se derrumbó un 9,7%, registrando 371.284 unidades en el año. Hyundai cayó aún más -un 13,4%-, fabricando 328.400 unidades, a la vez que Nissan bajó un 7,6%, llegando 930.586 unidades.


Sin embargo, la producción de Subaru aumentó 9,2%, a 363.414 unidades, marcando el total anual

más alto desde que partió en Lafayette, IN, en 1989. El Impreza, que se comenzó a producir a fines de 2016 con 13.399 unidades, se disparó a 109.038 en 2017.


Tesla, por su parte, incrementó la producción en aproximadamente 20%, a más de 100.000 unidades en el año. La fabricación del primer sedán eléctrico del mercado de masas, el Modelo 3, comenzó durante el verano, pero los volúmenes fueron menores de lo esperado. Los trabajadores de la línea de montaje informaron altas tasas de reparación fuera de línea y otros problemas en Fremont, California.


En Canadá, la producción también estuvo lenta, cayendo un 9,3% en diciembre y un 7,5% en el año

con 2.179.676 unidades. Tanto la producción de automóviles (-6,7%) como camiones ligeros (-7,9%)

disminuyeron a partir de 2016.


Allí, la fabricación de Ford cayó un 6,4%, hasta 254.025 unidades, mientras que Toyota retrocedió un 5,0%, a 571.537 unidades.


Por el contrario, Honda subió un 4,4%, a 429.268 unidades, donde el CR-V, que también se construyó en dos sitios en los EE. UU., aumentó un 7,0%, llegando a 219.860 unidades.


En contraste con el resto de la región y pese a un diciembre plano (+ 0,9%), la producción de

México creció 12,8%, ascendiendo a 3.901.284 unidades en el año. Un aumento del 95,2% en la fabricación de CUV impulsó el mercado de camionetas un 36,7%, a 2.001.255 unidades, mientras que la producción de automóviles disminuyó 4,7% a 1.900.029.


Varios fabricantes llevaron la producción de modelos a México en 2017. El Jeep Compass se mudó de Belvidere a Tolucam, mientras el Chevy Equinox y el GMC Terrain abrieron fábricas en el país azteca, aunque se siguen produciendo en Canadá, pero a volúmenes más bajos. Por su parte, las coreanas Kia y Hyundai comenzaron a ensamblar el Rio y el Accent, a la vez que Volkswagen inició la producción de Tiguan y Audi Q5.


Nissan (-26,7%) y Mazda (-16,54%) estuvieron entre los pocos fabricantes de automóviles que vieron una disminución en la producción mexicana.


Cabe recordar que la nación latinoamericana superó a Canadá en volumen de vehículos livianos en 2008, y desde entonces este último no ha recuperado el nivel de 2,5 millones visto en 2007, mientras que el total de México continúa en aumento. EE.UU. también ha perdido participación en la región, quedando en el 64,2% de norteamérica, lo que contrasta con el 67% en los cuatro años anteriores.



Fabrica autos MEXICO 22 1



Produccion Autos Livianos EEUU 22 1