CCS: Ventas del comercio minorista habrían cerrado 2017 con crecimiento de 3,7%

|


Un sólido desempeño muVenta comercioestran los indicadores de actividad del comercio publicados por el INE para noviembre, al marcar un alza de 5,6% en las ventas minoristas en 12 meses, siendo el registro más elevado del segundo semestre de 2017.

Durante los dos meses previos el crecimiento se había ubicado en torno a 3,5%, revelando una aceleración hacia fin de año.

El análisis de las cifras desagregadas muestra algunos cambios importantes respecto a lo observado en los meses precedentes y que son consistentes con las previsiones de la CCS.

Una parte importante del repunte observado se explica por las ventas de bienes no durables, las que crecieron en 3,5% en 12 meses, tras un prolongado período de semi-estancamiento en el que permanecieron a lo largo de casi todo el año, que acumulaba un alza promedio de apenas un 1% entre enero y octubre.

Las ventas de bienes durables, en tanto, han logrado mantenerse firmes, creciendo a tasas de dos dígitos (14,1% en 12 meses en noviembre), pero moderándose en relación a los registros record del orden de 20% y superiores de mediados de año.

Durante el mes se ratifica, además, la importancia que ha tomado el comercio electrónico en las ventas totales de noviembre: de los US$ 190 millones que generó el CyberMonday 2017 (en solo 3 días), aproximadamente US$ 120 millones corresponden a bienes de consumo, cuya expansión respecto de 2016 aportó una incidencia estimada en torno a un 0,8% en el crecimiento del comercio durante el mes.

A lo anterior se suman las compras de turistas en el comercio local (principalmente argentinos), que si bien moderaron su incidencia en relación a meses previos, se estima que contribuyeron con cerca de medio punto al crecimiento de las ventas del sector.

Aceleración en las ventas de no durables

Al analizar las ventas de bienes no durables se aprecia que las categorías que mostraron mayores cambios respecto del mes anterior fueron aquellas relacionadas con alimentos y farmacias, cosméticos y productos para el hogar, en vísperas de las fiestas de fin de año.

El ítem de alimentos, que es el de mayor ponderación en la canasta de consumo, creció en 3,9%, tras haber mostrado registros en rojo el mes precedente (-0,1%).

Los productos farmacéuticos, por su parte, elevaron sus ventas en 3%, luego de tres meses de caídas consecutivas y un año en general de gran debilidad (-1% promedio entre enero y octubre).

El rubro vestuario y calzado mantuvo el acelerado ritmo de crecimiento de los meses precedentes, de modo que si bien contribuye positivamente en los registros agregados, no es un factor en sí mismo que explique la aceleración de las ventas de no durables en noviembre. Su crecimiento fue de 10,6% en 12 meses, frente a un 9,8% del trimestre precedente y un 11% para el año.

Las demás categorías de no durables siguen mostrando debilidad, en especial bebidas y tabacos (-2,2% real en 12 meses), combustibles (-1,5%), y materiales de construcción (-2%).

Ventas de durables se mantienen firmes

Las ventas de durables, por su parte, mantienen crecimientos muy elevados y en noviembre marcaron un alza de 14,1% en 12 meses (12,4% en octubre).

Sin embargo, se manifiestan algunos indicios de una normalización en su trayectoria expansiva, tal como lo hemos visto en los meses precedentes.

Las ventas de automóviles nuevos han moderado su ritmo de crecimiento a porcentajes que se acercan al 20%, desde el 35% de mediados de año.

Las ventas minoristas de productos electrónicos tuvieron un alza de 9,6% en noviembre, que si bien acelera respecto de octubre (6,9% en 12 meses), se modera en relación al crecimiento que venía marcando este mes en los dos años previos, en torno al 14% promedio.

En definitiva, las cifras del comercio correspondientes al mes de noviembre resultan positivas. Se produjo una aceleración en las ventas de bienes no durables, para las que habíamos previsto una recuperación hacia 2018, así como del componente comercio electrónico. Las ventas de durables se han mantenido por ahora firmes, pese a que automóviles nuevos y productos electrónicos sugieren una normalización en su trayectoria más inmediata.