Rousseff no aceptará ataques políticos

|



inv7
Rousseff también dijo que los críticos de la empresa estaban manipulando datos y que los hacía responsables de la disminución del precio de las acciones de la compañía en los últimos años.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, fustigó este lunes a los críticos de la empresa petrolera estatal Petrobras y aseguró que las acusaciones de corrupción, sobrecostos y estancamiento contra la empresa tenían una motivación política.


Rousseff también dijo que los críticos de la empresa estaban manipulando datos y que los hacía responsables de la disminución del precio de las acciones de la compañía en los últimos años.