Sacyr amplía capital por 170 millones y emite 300 millones en bonos convertibles

|

Sacyr ha lanzado dos operaciones con las que pretende captar en total hasta 470 millones de euros para reforzar su capital. Por una parte, ha anunciado una ampliación de capital acelerada con la que pretende colocar en 24 horas y entre inversores institucionales un paquete de 36,29 millones de nuevas acciones. Equivalen al 7,79% de la compañía y los títulos están valorados en unos 170,9 millones de euros, si se toma como referencia el precio al que cerraron este miércoles las acciones del grupo de construcción y servicios, 4,71 euros.

En paralelo, la compañía que preside Manuel Manrique ha aprobado una emisión de bonos convertibles en títulos de la empresa por un importe de 250 millones de euros, ampliable hasta un máximo de 300 millones de euros, a un plazo de cinco años y un tipo de interés de entre el 3,25% y un 4%, según informó el grupo. La emisión estará dirigida por Banco Santander y Société Générale  y tendrá como destinatarios a inversores cualificados únicamente


"El Consejo de Administración ha autorizado la emisión, quedando no obstante pendientes de ser determinados algunos de los términos y condiciones de los Bonos, que serán fijados una vez que se complete el proceso de prospección acelerada de la demanda, al objeto de identificar inversores cualificados interesados en la suscripción de los Bonos, que se prevé completar mañana por la mañana", ha señalado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.


Estas dos operaciones se enmarcan en la estrategia de Sacyr de reforzar su balance y, una vez concluido su saneamiento y segregado Vallehermoso, acudir al mercado para obtener recursos para invertir y poder aprovechar las oportunidades del sector.


La compañía terminó 2013 con unas pérdidas de 495,9 millones de euros, tras realizar saneamientos extraordinarios de su balance, tanto por razones fiscales como por los problemas a los que se enfrentó en el Canal de Panamá, donde renegoció la financiación por los enormes sobrecostes. También Vallehermoso pesó en su balance, ya que la compañía llevó a cero el valor de este activo en sus libros, donde figura como disponible para la venta.