IMPOSIBLE INDEPENDIZARSE

Los jóvenes españoles no pueden afrontar solos el pago de una hipoteca ni de un alquiler

Sueldos bajos, y alquileres y cuotas de hipotecas altas, hacen imposible independizarse
|

Para los menores de 35 años acceder a una vivienda es casi un sueño hoy en día, en el que en muchos de los casos ni se plantea. Deberían destinar el 45% al pago de la hipoteca y el 49% al alquiler, lo que supone superar la recomendación del Banco de España de aportar como máximo el 35% de los ingresos mensuales al pago mensual de la cuota hipotecaria o de la renta del alquiler.

Peor lo tienen los menores de 25 años, el grupo que menos ingresos perciben. En su caso, si una vivienda en alquiler cuesta una media de 600 euros al mes debería destinar un 65% de su salario a afrontar este pago. Y si quiere comprar, la hipoteca media ronda los 560 euros al mes, por lo que debería dedicar el 60% del mismo.

Hasta los 29 años se enfrentan a una inversión del 41,47% para el préstamo y del 44,62% para el alquiler. "La única posibilidad para ser propietario a esta edad es comprar en pareja aportando dos nóminas y ahorros o avalistas", admite Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com.

Como opción más socorrida, los jóvenes entre 18 y 25 años (que suponen el en un 53%), deciden compartir piso.

El panorama mejora de los 30 a los 34 años, acaparando la hipoteca el 33,35% de la nómica y el alquiler el 35,38%. No sería hasta los 35-39 años cuando ya se podría afrontar holgadamente estos gastos.