Osorno: SMA ordena Medidas Provisionales a Inmobiliaria Pilauco

|


Osorno

La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) ordenó una medida provisional a la empresa Galilea S.A. de Ingeniería y Construcción, titular del proyecto “Desarrollo Inmobiliario Macro Pilauco II, etapa 1, Lote A”, ubicado en la ciudad de Osorno, Región de Los Lagos. La empresa cuenta con la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) N°157/2018 que contempla en su Etapa 1 “Lote A”, la construcción de un total de 243 viviendas en 7,72 hectáreas en un plazo de 2,75 años.

Las medida tiene su origen en una fiscalización realizada al proyecto inmobiliario por funcionarios de la Oficina Regional de la SMA de Los Lagos junto al Consejo de Monumentos Nacionales, quienes corroboraron en terreno el incumplimiento de obligaciones y acciones de monitoreo comprometidas en las RCA del proyecto, principalmente porque se constató la disposición de residuos en áreas no evaluadas, donde además se encontraron fragmentos de cerámica en superficie, lo que constituye hallazgos arqueológicos o paleontológicos atribuibles al periodo alfarero, situación que no fue reportada o evaluada por la constructora.

Tras las inspecciones realizadas y previa solicitud de autorización al Tercer Tribunal Ambiental, con sede en Valdivia, se adoptaron las siguientes medidas:


1. Detención parcial de las actividades desarrolladas en el proyecto “Desarrollo Inmobiliario Macro Pilauco II, etapa 1, Lote A”. Esta detención parcial sólo se circunscribirá a las actividades de movimiento de tierra, esto es, excavaciones, escarpe, nuevas construcciones, depósito de maquinarias, insumos, residuos, tránsito de vehículos y maquinaria pesada, y similares. La medida deberá hacerse efectiva por el plazo de 15 días hábiles.

2. Detención total que dicho titular se encuentre desarrollando en la etapa 2 (Lotes B, C y D) del proyecto. La medida tendrá una duración de 15 días hábiles.

3. Ordenar programas de monitoreos y análisis específicos que serán de cargo del titular del proyecto, presentados mediante un informe ante el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) y a la SMA, en un plazo de 15 días hábiles, que implique una nueva inspección visual sistemática, la cual deberá consistir en un microruteo ejecutado a través del barrido completo –metro a metro- de toda la superficie del proyecto, con el objeto de detectar la presencia de hallazgos arqueológicos.