SBIF: 91% del financiamiento hipotecario para la vivienda es provisto por entidades bancarias

|


Viviendas (Coollers Internacional).

De acuerdo al reporte Loan to Value Residencial (LTV): Estadísticas en Series de Tiempo, publicado por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), más de la mitad de la deuda de los hogares (55%) en Chile corresponde a deuda hipotecaria para la vivienda.

El informe, que recoge datos a abril de este año, consigna a su vez que el 91% del financiamiento hipotecario para la vivienda es provisto por entidades bancarias, mientras que el porcentaje restante está asociado a oferentes de crédito como mutuarias (usualmente asociadas a compañías de seguros), cajas de compensación y cooperativas de ahorro y crédito.

En tanto, las colocaciones hipotecarias para la vivienda representan una parte importante del stock de colocaciones bancarias (28%). Dicha magnitud es 2,3 veces superior a las colocaciones de consumo.

De acuerdo a la SBIF, buena parte del stock de colocaciones hipotecarias para la vivienda está asociado a mutuos hipotecarios no endosables. Lo anterior contrasta con lo observado antes del año 2005, periodo en el que el instrumento dominante eran las letras de crédito hipotecario para la vivienda.

“Durante las últimas décadas las colocaciones hipotecarias para la vivienda se han expandido significativamente. La tasa de crecimiento observada es superior a la de las colocaciones totales y superior al crecimiento de la economía. Dicho fenómeno ha sido acompañado por una importante reducción en el nivel de las tasas de interés, un aumento en el plazo promedio de los financiamientos y la incorporación de nuevos oferentes a la industria”, señala el documento.


Revisión de las Cifras Publicadas


Durante el periodo de análisis (2011-2018) las series temporales de LTV promedio ponderado muestran una importante disminución. En efecto, durante el periodo, el LTV promedio se redujo de manera significativa (alrededor de 5 puntos porcentuales) y la mediana lo hizo en una magnitud aún mayor (alrededor de 8 puntos porcentuales).

A partir de la entrada en vigencia del nuevo estándar de provisiones para la cartera hipotecaria (enero de 2016) se observa una aceleración en la disminución de la mediana de la serie de LTV.

En BIS (2018) se destaca que la reducción del LTV en Chile se inició antes de la entrada en vigencia de la nueva norma de provisiones: “En Chile, las advertencias del Banco Central en su Informe de Estabilidad Financiera entre junio y diciembre de 2012 parecen haber afectado a las prácticas de concesión de crédito bancario, induciendo en concreto una reducción de la LTV en las hipotecas”.

La apertura de los indicadores de LTV por tramo del monto de crédito muestra la existencia de una relación positiva entre la magnitud del LTV (original) y el tramo de monto de los créditos. Los créditos hipotecarios para la vivienda de préstamos inferiores a UF 2.000, tienden a otorgarse en condiciones de LTV mucho más restrictivas que los de mayor monto. En efecto, los créditos de menor monto, así como los con menor cobertura de garantía, son los que experimentaron la mayor caída en el LTV desde la entrada en vigencia de la nueva norma de provisiones.

Los niveles de LTV varían entre instituciones y a través del tiempo. En efecto, durante el último semestre de 2018 la mediana del LTV a nivel de instituciones estuvo en un rango entre 67% y 71%. La mitad de las instituciones bancarias operó con un LTV promedio superior a 70,58%, y que la institución con el mayor LTV promedio alcanzó una cifra de 78,96%.

Para conocer el detalle del reporte, ir a: 

https://www.sbif.cl/sbifweb/servlet/Publicaciones?indice=15.3&idPublicacion=563&idContenido=12488&idCategoria=2500