Ministro Monckeberg manifestó su esperanza de que Sala de la Cámara de Diputados apruebe idea de legislar del proyecto de Reforma de Pensiones

|


Mon

El ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, lamentó que la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara de Diputados haya rechazado la idea de legislar el proyecto de ley que reforma el sistema de pensiones, iniciativa que busca mejorar sustancialmente las actuales y futuras pensiones de miles de chilenos, especialmente, la de los adultos mayores.

Sin embargo en la instancia legislativa, los parlamentarios rechazaron estrechamente esta iniciativa por siete votos en contra y seis a favor. Ahora irá al pleno de la Cámara donde se deberá votar.

El Ministro manifestó su esperanza de que los parlamentarios “reflexionen” y que el proyecto ingrese a trámite legislativo. “Yo espero que los parlamentarios, de aquí al martes o miércoles cuando se vea en la sala de la Cámara de Diputados, aquellos que votaron hoy en día en contra reflexionen, porque no están votando en contra del Gobierno, están votando en contra de los adultos mayores que quieren y necesitan mejores pensiones. Si algunos creen que esto es un gallito político en contra del Gobierno, no han entendido que hoy en día hay muchos adultos mayores que lo único que quieren es una reforma previsional que les suba las pensiones”, declaró.

Respecto al fondo del proyecto, Monckeberg recalcó que el Gobierno siempre ha estado dispuesto a discutir y conversar sobre propuestas que vayan en el sentido de mejorar el actual sistema. “Yo espero que la sala de la Cámara de Diputados, que es la que tiene que pronunciarse ahora, voten como seguro votarían los más de dos millones y medio de pensionados y aprueben el proyecto en su idea de legislar porque hemos demostrado total y absoluto ánimo de diálogo y de acuerdo, y es una mala noticia para los adultos mayores que la oposición no quiera legislar un incremento de pensiones”, dijo el secretario de Estado.

La iniciativa mejorará las jubilaciones inmediatamente a 1,5 millones de los pensionados de Chile en su primer año y particularmente de 135.000 pensionados que están postrados. Además, una vez aprobado, permitirá mejorar inmediatamente la Pensión Básica Solidaria de 586.995 actuales beneficiarios, y de 954.880 actuales beneficiarios del Aporte Previsional Solidario (APS). Además crea un segundo pilar solidario para la clase media.