Exitoso estreno de red óptica de alta velocidad que une Santiago y Temuco

|


Fibra

Ayer se realizó la inauguración del tramo Santiago - Temuco de la Red de Fibra Óptica de Alta Velocidad, que cuenta con 850 kilómetros y una capacidad inicial de 100 gigabits por segundo, impulsada por Red Universitaria Nacional (REUNA) y que contó con la presencia de autoridades de gobierno, sector privado y los rectores de la Universidad de O`Higgins, Universidad de Talca, Universidad del Bío-Bío, Universidad de Concepción y la Universidad de La Frontera, conectados simultáneamente desde 4 ciudades del centro y sur del país.

En la ocasión, Paola Arellano, directora ejecutiva de REUNA, indicó que “esta red óptica es el resultado del esfuerzo mancomunado de las instituciones que conforman REUNA. Queremos que todas las universidades se desarrollen igual como nacen los niños de hoy: superconectados. Tenemos un amplio plan para expandir la conectividad en cada uno de los centros de formación con estándares internacionales que impulsen el desarrollo y la competencia, fortaleciendo a las regiones y el despliegue de centros especializados”, afirmó la directora ejecutiva de la red académica chilena.


Red Colaborativa


Para REUNA es relevante trabajar con el sector público. Al respecto, la subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, quien fue parte del lanzamiento, afirmó que “en una economía de colaboración, se abre un mundo de posibilidades entre el sector privado y el académico, donde el Gobierno también se quiere hacer parte. Estoy convencida de que tenemos una oportunidad de convertirnos en un país desarrollado. El reto es trabajar juntos en un mundo colaborativo, para llegar a ese Chile con el que todos soñamos”.

Asimismo, el sector privado también se sumó a esta iniciativa. Yessica Salazar, Country Manager Chile del Grupo Datco, quien hizo la implementación tecnológica de este nuevo tramo de fibra óptica de alta velocidad, valoró la importancia de acompañar a REUNA en este hito, “expandiendo redes de conectividad, para trabajar en un modelo colaborativo, en el que es muy relevante el apoyo del sector académico para tomar decisiones más rápidas, además de fundamental para estructurar el conocimiento”.

Por su parte, Nayat Sánchez-Pi, directora ejecutiva de INRIA Chile -centro tecnológico francés con sede en Chile e integrante de REUNA- aseguró que “hoy es un día muy importante para el trabajo colaborativo en investigación, educación y tecnología. Estamos ante una revolución tecnológica que está transformando la manera en que vivimos y el impacto de las redes ha marcado nuestra forma de relacionarnos y esperamos que esta iniciativa de REUNA consolide nuestros proyectos con la región”.


Beneficios para la educación en regiones 


En el evento, se mantuvieron interconectadas en tiempo real las universidades del centro y sur de Chile que participan de este tramo, contando con la moderación del presidente del Directorio de REUNA, José Palacios, quien indicó que “desde su inicio, el propósito de REUNA ha sido facilitar el desarrollo de sus socios en forma integrada, interconectada y colaborativa. Primero, eran solo universidades, luego se sumaron observatorios astronómicos y centros de investigación, y hoy ya son 37 instituciones. REUNA es un ejemplo de autoconstrucción, y el esfuerzo de todos quienes conforman esta Corporación nos ha llevado a ser la segunda red académica de Sudamérica, en términos de importancia, después de Brasil, que es una red estatal”, recalcó.

Respeto a las ventajas de la iniciativa, Álvaro Rojas, rector de la Universidad de Talca, destacó que la tecnología siempre ha sido protagonista de los mayores cambios en nuestra sociedad. “En este sentido, esta nueva red de fibra óptica es un avance tecnológico estratégico y permiten a nuestros estudiantes desarrollar sus talentos, ya que nuestra universidad es un espacio social donde se promueven ideas que permiten soñar con un espacio mejor”.

A nivel regional se pueden percibir claramente los avances que esta red significará en un futuro cercano. Así lo confirmó Carlos Saavedra, rector de la Universidad de Concepción, quien destacó que las tecnologías pueden ser parte de la solución para abordar los desafíos que enfrentan las universidades y especialmente en regiones. “Un ejemplo es el programa de Telemedicina que estamos desarrollando, que requiere de la transmisión de datos confidenciales de las personas de forma segura, todo lo cual es un servicio de la universidad para la comunidad”, explicó el académico.

Para destacar el beneficio que significa para las universidades a nivel regional, Mauricio Cataldo, rector de la Universidad del Bio Bío, afirmó que “como universidad tenemos una participación muy destacable, que está constituida en dos regiones, Bío- Bío y Ñuble. Por esta razón, para nosotros la conectividad de alta calidad es muy importante, y no nos cabe duda que gracias a REUNA vamos a poder interconectar a nuestros 4 campus. Este sistema va a posibilitar tener reuniones, seminarios, clases y apoyar el pre y post grado”.

Otra perspectiva positiva para las universidades de regiones, la destacó Rafael Correa, rector de la Universidad de O’Higgins, quien motivó el trabajo colaborativo y de difusión en red, lo cual indicó “es para nosotros relativamente fácil porque contamos con profesores jóvenes y con redes. Sin embargo, tenemos problemáticas graves como la desertificación y el cambio climático que debieran ser abordados en conjunto, involucrando a nuevos y más actores”.

Finalmente, en relación a las ventajas de la colaboración entre las distintas áreas de las instituciones educacionales, Eduardo Hebel, rector de la Universidad de La Frontera, aseguró que la heterogeneidad es una oportunidad, porque las falencias en algún área serán compensadas con fortalezas en otras universidades, generando sinergias. “El nuevo paradigma consiste en que todas las ciencias tienen un abordaje de distintas áreas de investigación; es decir, las preguntas de investigación son mucho más amplias que una disciplina”, aseguró la autoridad académica.