56% de las compras on line presentan problemas de facturación o despacho

|


E commerce

Actualmente, según los propios consumidores, comprar en línea es más cómodo; se accede a mejores precios; permite ahorro de tiempo; se consigue mayor información de los productos; entre otros. De hecho, en Chile, durante el 2018 se registraron las mayores transacciones per cápita en Latinoamérica en relación a comercio electrónico, transacciones que representan el 1,4% del PIB nacional y según datos de la Cámara Nacional de Comercio, durante el año pasado las ventas online en nuestro país aumentaron un 39,4%, que representan 7,8 puntos porcentuales más que el año anterior.

A pesar de ello, los expertos de Brand & Label, empresa que entrega soluciones para optimizar datos de productos y de mejorar en experiencia del usuario en el comercio online, aseguran que existen errores comunes que se repiten no solo en principiantes o comercios minoristas, sino que también en grandes E-Commerces y Retailers. Los problemas más recurrentes están relacionados con la gestión de datos maestros que es básicamente conseguir, distribuir y organizar los datos mediante diversos sistemas, evitando de ese modo guardar múltiples copias de estos que terminan siendo incompatibles entre sí. Esta desorganización puede generar grandes problemas al momento de facturar o entregar una compra, pues comúnmente en el proceso de ésta el nombre o teléfono de un cliente queda registrado de distinto modo en etapas diferentes de la compra sin que nadie pueda detectarlo. Según estimaciones de la empresa este tipo de problemas ocurre en al menos el 56% de las transacciones, haciendo que la mayoría de los clientes no se conviertan en compradores regulares por falta de una estrategia omnicanal.

Asimismo, normalmente existen problemas a nivel de datos de producto, por ejemplo una persona podría comprar una oferta de un paquete de doce pañales (porque así lo muestra la foto), pero llega un paquete de seis pañales (porque eso decía el texto). “Este tipo de errores es muy común y no solo afecta al cliente directamente, sino también a la imagen de las empresas. Y es que los datos maestros son la base de toda organización; son el activo estratégico de las compañías y cuidar su calidad se vuelve un aspecto muy relevante de cara al usuario y a la rentabilidad de la empresa”, comenta Sebastián Hercovich, CEO de la compañía.

Para evitar estos problemas es que existen herramientas de inteligencia artificial que funcionan como un servicio de repoblamiento y homologación de atributos de productos, capaces de incrementar las tasas de conversión y tráfico directo en un 79%, mejorar en un 80% el time to market (tiempo en que puedo tener un producto listo para la venta online); fortalecer la reputación de las marcas al contar con datos fidedignos; disminuir los costos por devoluciones y de creación de fichas; reducción de costos en generación de contenidos en 73%, además de así poder proyectar los costos operacionales de envío; además de mejorar el uso de la información a nivel corporativo para apoyar experiencia omnicanal.