Manejo de datos será clave para la transformación digital en la industria aseguradora

|


Digital

El avanzar hacia la digitalización de los procesos operativos de las empresas es uno de los desafíos claves que deben asumir las compañías de seguros durante este año y donde el cliente, que exige una optimización de los servicios, debe estar al centro.

Esa es una de las conclusiones del informe “Insurtech 10: Tendencias para 2019” elaborado por KPMG, en el cual se detalla cuales serán las directrices que debe seguir la industria aseguradora en el marco de la transformación digital y la importancia de adaptarse al insurtech, que es la aplicación de las nuevas tecnologías por parte de estas entidades.

Dentro de las 10 tendencias que el estudio detalla, se resalta la relevancia que tiene el uso y la administración de los datos por parte de las compañías para lograr de mejor manera adecuarse a la digitalización en sus procesos.

De acuerdo al informe, la existencia de mayor número de datos reducirá el riesgo para los asegurados. Sin la información requerida, y sin caminar hacia la innovación, dice el reporte, “es probable que las aseguradoras se vuelvan cada vez más marginadas, ya que no reúnen los datos necesarios para transformar sus negocios”.

El reporte explica que se espera que los datos impulsen la conectividad con los clientes, generen conocimientos sobre el comportamiento de los clientes, generen precios de riesgo y el compromiso del cliente. “Las aseguradoras que no tienen el control de los datos probablemente estarán en problemas y es probable que se queden atrás (…)El papel de los datos es absolutamente fundamental para todo el proyecto”, recalca.

Agrega que “cualquier falta de datos puede crear brechas y causar problemas de integración y flujo de procesos, por lo que debe evaluarse como un proceso de extremo a extremo. Las aseguradoras que carecen de datos, o los socios y modelos que los generan, pueden esperar que sus modelos de negocios se vean seriamente desafiados”.


El cliente en el centro


Otra de las tendencias que detalla el informe se refiere a que la satisfacción que pueda tener el cliente con el servicio prestado por la compañía será más importante que su eficiencia operativa, por lo que modificar sus modelos de negocios será fundamental.

“Las aseguradoras deben cambiar fundamentalmente sus modelos de negocios, y esto requiere un cambio cultural y un enfoque que sea del producto al cliente, su experiencia y sus resultados”, indica el estudio.

Agrega que las empresas están pidiendo a sus empleados que construyan una nueva arquitectura centrada en el cliente, “que diseñen propuestas y productos, y los lancen con una nueva gobernanza y controles que se conectan a los sistemas funcionales básicos de recursos humanos, finanzas, etc”.

En ese sentido, otra tendencia se refiere a que las aseguradoras pueden seguir modelos de plataformas automatizadas como las desarrolladas en China, con el fin de poder competir con ellas en el mismo nivel.

“Los mercados de seguros maduros pueden ver las nuevas plataformas de seguros altamente automatizadas, como las desarrolladas en China, como un desafío directo y tratar de competir con ellas”, dice el reporte. Los titulares exitosos probablemente serán los que aprendan de ellos, adaptando y adoptando su tecnología cuando sea apropiado.


Foco en digitalización e Inteligencia Artificial


Por otro lado, KPMG sostiene que el foco debe ponerse en el cliente digital. “El consumidor moderno nunca apaga su teléfono”, dice el reporte recalcando en la necesidad de un cambio cultural.

"El proceso de colocar al cliente en el centro de los procesos de una aseguradora ofrece información sobre lo que los clientes quieren, lo que necesitan, cómo quieren consumir estos productos y cómo les gusta participar", manifiesta la firma.

En tanto, la Inteligencia Artificial será un impulsor importante en la eficiencia de las compañías de seguros. Tanto el IA como el aprendizaje automático serán “una tecnología transversal en toda la cadena de valor”. En esa línea, se espera que el objetivo se centre en mejorar las eficiencias en las funciones principales de las aseguradoras, y una de esas áreas claves será la aplicación y dominio de la IA y el aprendizaje automático.

Otra de las tendencias que señala el reporte se refiere a que ciertas funciones como las actuariales y de suscripción quedarán obsoletas debido a la gran cantidad de datos que las aseguradoras manejarán, aunque en algunas áreas especializadas debieran seguir siendo esenciales, y adaptarse a las nuevas tecnologías.

“Las habilidades de los suscriptores y actuarios se pueden redistribuir para ofrecer una mayor comprensión de la gran cantidad de datos que generará una aseguradora digital”, sostiene la firma.


Automatización no reemplaza al trabajador


Las empresas aseguradoras seguirán necesitando buenos empleados. La tendencia, según el reporte, irá hacia una mayor importancia del reclutamiento y retención de nuevos colaboradores, en la medida que generen una buena relación con el cliente.

“El mercado de seguros tiene una necesidad desesperada de nuevas formas de trabajo, que están comenzando a ser entregadas por las innovaciones de insurtech. Sin embargo, las aseguradoras que se mueven a lo digital, las empresas conectadas necesitan más que una revisión de los sistemas si quieren aprovechar la revolución tecnológica”, dice la firma.

El mercado de seguros tiene una necesidad desesperada de nuevas formas de trabajo, que están comenzando a ser entregadas por las innovaciones de insurtech. Sin embargo, las aseguradoras que se mueven a lo digital, las empresas conectadas necesitan más que una revisión de los sistemas si quieren aprovechar la revolución tecnológica.