Coliving: la tendencia que llega a Chile de la mano de la mayor operadora regional

|


Coliving

El mercado inmobiliario ha evolucionado mucho en los últimos años. Las nuevas tecnologías aplicadas a construcciones más sustentables y eficientes, la utilización de energías renovables y hasta una nueva concepción de lo que es una vivienda han marcado el devenir del real estate internacional que tiene en los millennials a un nuevo público con exigencias e intereses propios.

En este contexto de cambio surgen tendencias como el coliving, una modalidad que implica la optimización de los recursos a través de un uso compartido de ciertos espacios entre varias personas que habitan un edificio. Una idea tan sencilla como ideal para jóvenes que acceden a una primera vivienda, estudiantes extranjeros o de regiones, que buscan condiciones de arriendo más amigables para sus bolsillos, pero que a su vez tengan todo lo que necesitan.

El coliving es una evolución natural de los cambios que está atravesando la sociedad. La forma de trabajar está cambiando, ya que cada vez más personas optan por un estilo de vida freelance que les permita trasladarse de una ciudad a otra. Uno de los pilares fundamentales del coliving es la economía colaborativa, ya que podríamos decir que el coliving consiste en la adaptación de las nuevas generaciones de profesionales a vivir en comunidad. Además de compartir lugares de trabajo, las nuevas generaciones, en su mayoría millennials, comienzan a transformar la manera de coexistir. De esta manera un grupo de personas deciden compartir también las áreas comunes de un hogar como cocina, piscina, gimnasio, wifi, espacios de cowork, salas multimedia, lounge, terrazas y sector de parrillas, entre otros.

El coliving es una modalidad de habitar cuyo diferencial reside en la idea de comunidad, que va más allá de la nacionalidad. No es solo la posibilidad de un estilo de vida más sencillo sino también la posibilidad de interactuar con gente de todo el mundo compartiendo culturas y tradiciones. Es un entorno inclusivo cuya esencia está en aprender de quienes te rodean.

“Nuestro producto se encuentra especialmente dirigido a los jóvenes que están en búsqueda de una primera vivienda y están abiertos a compartir con otros esa experiencia. Cada proyecto debe cumplir todas las necesidades de nuestra comunidad y ser capaz de ayudar a solucionar los problemas. Los edificios tienen una serie de amenities y servicios, entre éstos piscina, gimnasio, espacios de cowork, salas multimedia, lounge, terrazas, sector de parrillas, con mantención y limpieza continua y los edificios cuentan con seguridad 24/7. Contamos con wifi y con una app móvil para que se comuniquen, compartan intereses y propongan ideas. Además, tenemos en cada proyecto un building manager que se preocupa de hacer actividades comunitarias, conectando a los miembros e informando de todo lo que se puede hacer en la ciudad… En fin, el objetivo es generar una comunidad”, asegura René Sagredo, Head of International Development de Casa Campus.

El plan de expansión internacional de Casa Campus es agresivo, con el fin de continuar como líderes de este nuevo modelo de vivienda. Actualmente la compañía se encuentra en la primera etapa de expansión en Chile, Perú, Colombia y Brasil.

“Pensamos que el mercado chileno tiene mucho potencial porque está avanzando a edificios completos destinados única y exclusivamente a la renta. Nuestra propuesta es que, en conjunto con los inversionistas y desarrolladores, tengamos una oferta única que atraerá a estudiantes, tanto de regiones e internacionales, jóvenes profesionales y turismo. Nuestra experiencia es que, de esta forma, lograremos una excelente ocupación. Estamos trabajando para prontamente concretar la operación de 5 proyectos entre Santiago, Viña del Mar y Concepción”, agrega Sagredo.

Fundada en Inglaterra, Casa Campus es hoy en día la empresa de coliving más grande de América Latina. Su joven presidente, Fahad Siddiqui, nacido en Londres y de origen paquistaní, resume la esencia de la compañía: frescura, innovación y visión. Con apenas 31 años, Siddiqui ha fundado cuatro compañías en Europa y América Latina que se destacan, no sólo por su éxito comercial sino porque están fundamentadas desde pilares e ideas innovadoras y que incorporan los principios que rigen los nuevos tiempos. La reciente llegada a Chile de Casa Campus, en el marco de un plan de expansión regional, implicará una fuerte apuesta, que en una primera etapa, contará con cinco edificios. El modelo de negocios que ofrece Casa Campus busca tener socios locales, tanto en los fondos de inversión como en el desarrollo de los proyectos, para lograr una oferta única que cuida el diseño del edificio, el lay out moderno de las unidades y equipamiento de alto standard. Esto permite tener una alta ocupación en sus respectivos proyectos, con rentabilidades muy superiores al mercado y menores riesgos.

“Nosotros nos encargamos, entre otras cosas, de administrar los edificios y las unidades amuebladas. Esto le permite a nuestra comunidad la posibilidad de arrendar por el tiempo que estime, con contratos flexibles, sin garantías, ni avales o tener que reunir una serie de antecedentes para el arriendo, lo que actualmente es muy engorroso en especial para los extranjeros. Por otro lado, el inversionista recibe una renta asegurada superior al mercado y mitigando el riesgo de mora o derechamente de no pago”, afirma Juan Mora, CEO de Casa Campus.

Si bien el coliving representa una solución eficiente y capaz de satisfacer necesidades de todo tipo de públicos, es en el segmento joven donde sin duda la modalidad encuentra a sus principales destinatarios. Según el último censo nacional, las personas que actualmente tienen entre 20 y 39 años, también conocidas como milennials, superan en Chile los 5.3 millones lo que la convierte en la generación más numerosa del país. Sumado a esto, un estudio reciente realizado por importantes inmobiliarias nacionales ha señalado que este segmento poblacional representa hoy casi el 40% de las operaciones inmobiliarias activas.

Es también en el segmento de estudiantes extranjeros donde Chile se destaca entre los países de la región. Según datos del Ministerio de Educación, la matrícula de estudiantes extranjeros ha ido en aumento, representando hoy día el 4% del total.

“Nuestros modelos poseen sectores independientes que protegen la privacidad en cada unidad o departamento, a la vez que ofrecen espacios comunes que se transforman en puntos de encuentro, nos preocupamos que hayan muchas actividades que aportan ese condimento familiar tan necesario para aquellos que recién llegan al país o se encuentran lejos de sus seres queridos. Asimismo, las personas que forman parte de nuestra comunidad tienen la posibilidad de acceder a cualquiera de nuestros proyectos , ubicados en diferentes partes del mundo” concluye Sagredo.

El desembarco de Casa Campus en Chile viene a cubrir un mercado apenas atendido en nuestro país, a la vez que significa la llegada de tendencias de mucha difusión en el resto del mundo. A diferencia de las residencias universitarias, el concepto de coliving ofrece una alternativa de mayor cercanía además de la oportunidad de acceder a alquileres flexibles y a un costo ideal para los jóvenes que buscan su primera experiencia lejos del hogar de sus padres.

“Estamos muy ilusionados con nuestro desembarco formal en Chile donde ya contamos con oficinas propias y proyectos en desarrollo. El éxito que hemos alcanzado en otros lugares de la región, como en Argentina donde poseemos ocho edificios, nos motivó a invertir y apostar por otros países importantes de América Latina”, señala Juan Mora, CEO de Casa Campus.