Cobre termina a la baja esta semana en la BML

|


Cobre 2

Un retroceso de 0,4% experimentó este viernes la cotización del cobre. La materia prima se ubicó en US$ 2,916 la libra en la Bolsa de Metales de Londres (BML), acumulando en la semana una baja de 1%, mientras que el valor promedio en lo que va del año se sitúa en US$ 2,827 la libra con una merma de 7,63%.

De acuerdo a lo consignado esta jornada por Cochilco, esta semana se desarrolló una nueva ronda de negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos (EE.UU.). Las expectativas, aunque moderadas, preveían el anuncio de un posible acuerdo, el cual en definitiva ha sido postergado, decepcionando a los mercados. Por otra parte, en las últimas dos semanas ha predominado el posicionamiento especulativo negativo de parte de los inversores, limitando una potencial alza del precio del cobre, como lo sugieren los fundamentos de oferta y demanda.

En cuanto a nuevos datos económicos, en la potencia del norte hubo cifras sectoriales que evidencian una desaceleración de la economía durante el primer trimestre. En marzo, el sector servicios se moderó a un mínimo de 19 meses y la contratación de mano de obra privada aumentó por debajo de las expectativas. Asimismo, las ventas minoristas registraron una caída en febrero, anticipando un crecimiento económico débil a marzo, fortaleciendo, de paso, la posición de la FED de no subir la tasa de interés durante el presente año. A esto se suman comentarios del FMI, que visualiza un crecimiento global precario para este año por las tensiones comerciales globales, aunque no anticipa una recesión en el corto plazo.

En China, por su parte, indicadores económicos del pasado mes sugieren una tendencia de recuperación del sector industrial y servicios. En marzo el indicador de actividad futura del sector manufacturero superó las expectativas, alcanzando un índice PMI de 50,8 puntos desde 49,9 puntos de febrero, siendo el primer índice de los últimos cuatro meses en superar los 50 puntos, lo que indica expansión futura de la economía. A su vez, la actividad del sector servicios alcanzó un máximo en 14 meses, un signo adicional de recuperación. Los positivos indicadores se atribuyen a un entorno financiero más relajado, la adopción de algunas medidas de estímulos y expectativas positivas de las negociaciones comerciales entre EE.UU. y China, lo que renovó, moderadamente, el impulso positivo para el precio del cobre. En general, los fundamentos económicos mostraron un sesgo positivo durante marzo. Sin embargo, la confianza empresarial se ha mantenido deprimida, siendo necesario que más indicadores confirmen el sesgo positivo.

La Eurozona, en tanto, redujo sus expectativas de expansión para 2019. La actividad industrial en marzo experimentó el peor mes en casi seis años. El índice IHS manufacturero elaborado por la agencia Markit declinó por octavo mes consecutivo situándose por debajo de los 50 puntos, siendo una señal de contracción futura de la economía. Este dato se publica luego que el Banco Central Europeo (BCE) diera un giro en la estrategia de ajuste monetario, postergándolo para 2020. En Alemania, el índice PMI del sector industrial de marzo se desplomó a un mínimo de 80 meses alcanzando los 44,1 puntos, ubicándose por tercer mes consecutivo bajo el umbral de 50 puntos, que separa la zona de expansión de la de contracción.

Exposición de los fondos de inversión

Cochilco apuntó adempas que los fondos de inversión que operan en la BML mantuvieron una posición consolidada neta negativa en contratos de futuros de cobre, sugiriendo que predomina entre los especuladores la aversión al riesgo, a la espera de nuevas señales de la economía china y de Europa respecto del Brexit y las negociaciones comerciales entre Pekín y Washington.

Por lo pronto, los inventarios del insumo en la plaza londiense permanecieron este viernes en 198.300 toneladas métricas.


COBRE 5 04