¿Cómo enfrentarse al cambio de hora?

|


Trastorno del sueu00f1o

Este sábado Chile Continental e Insular adoptarán el horario de invierno, lo que significa que los relojes deberán retrasarse en una hora pasando desde as 00.00 a las 23.00 hrs. Este huso horario se extenderá hasta el próximo 07 de septiembre.

Si bien el cambio de horario responde a una medida para ahorrar energía, haciendo menos uso de electricidad y aprovechando al máximo la luz solar, sin embargo esta modificación a la rutina diaria puede afectar la salud de las personas, tanto física como psicológicamente. Si bien la mayoría del tiempo el cuerpo se adapta sin mayores inconvenientes, hay veces en que es necesario consultar a un especialista.

Según la doctora Evelyn Benavides, neuróloga especialista en medicina del sueño de Laboratorio Blanco, el mal dormir aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, puede provocar dolores de cabeza, decaimiento general, mala concentración y situaciones tan peligrosas como quedarse dormido mientras se conduce, lo que aumenta el riesgo de accidentes de tránsito. “Estos síntomas no deberían durar más de una semana ni interrumpir la vida cotidiana de la persona. De lo contrario, es conveniente que consulten con un especialista”, afirma Benavides.

Una vez adaptado el cuerpo, el cambio puede traer consecuencias psicológicas positivas, ya que hay un mejor aprovechamiento de la luz solar y, para algunas personas, la menor luminosidad genera cambios en el comportamiento, como disminución del ánimo y más apetito.

En cuanto a la vida cotidiana, las personas efectivamente estarán un poco más cansadas, pero deberán acostumbrarse a que anochezca más temprano. “Estos cambios afectan el clima laboral, porque los colaboradores pueden estar menos energizados. Para ayudarlos es conveniente no agendar reuniones después de las 3 de la tarde, permitir el horario flexible para aprovechar la luz de la mañana (entrada más temprano y salida más temprano) o implementar home office en los primeros días”, asegura Agustina Bellido, líder de carrera de Mercer Chile.

Para tener una noche reparadora, los expertos recomiendan evitar el alcohol, café y bebidas de noche; apagar las pantallas cuando se esté pronto a dormir, hacer ejercicio temprano en la mañana, no tomar siestas de más de 40 minutos, dormir entre 7 y 9 horas diarias y no automedicarse.