Ranking Global de Calidad de Vida: Montevideo es la mejor de la región y Santiago mantiene su lugar

|


Santiago

Mercer, presentó su vigésima primera edición del Ranking Global de Calidad de vida, soportado por su estudio que evalúa 10 categorías y 39 subcategorías, de contexto económico, político, social, ambiental y cultural entre otros, facilitando un análisis consistente, metodológico y objetivo, sobre los elementos que determinan el entorno y su atractivo para hacer negocios ante la globalización que ya hoy en día existe.

De acuerdo con esta encuesta, factores económicos y políticos resultan fundamentales que impactan significativamente en la calidad de vida. En 2019, las tensiones comerciales, las expectativas de crecimiento y estabilidad siguen dominando el clima económico global. Los negocios internacionales, junto con la amenaza de la política monetaria de ajuste y la volatilidad que se cierne sobre los mercados, están bajo más presión que nunca para realizar correctamente sus operaciones en el extranjero.

Entretanto, Melissa Mata Sardi, Líder de Movilidad de Mercer Latinoamérica explica, que mientras las estrategias de negocios se enfocan en invertir y acelerar sus expansiones dentro de los mercados emergentes globales, esto trae consigo la implicación de generar movilidad de talento, para llevar la experticia, conocimiento y mejores prácticas de mercados maduros a los nichos en crecimiento, sin embargo, existen barreras de expatriación por las remarcadas diferencias que existen en los niveles de calidad de vida de países desarrollados vs. los que se encuentran en desarrollo, repercutiendo así en la aceptación del empleado y familia, de aventurarse a una asignación hacia Latinoamérica.

Latinoamérica si bien no logra mejorar el posicionamiento de sus ciudades para ubicarse al menos dentro de las 50 mejores metrópolis para vivir, del 2018 al 2019 se han mantenido estables la gran mayoría de las localidades que la conforman, sin grandes movimientos dentro del ranking.

Montevideo, Uruguay ha encabezado la región por segundo año consecutivo como la ciudad con mejor Calidad de Vida en Latinoamérica, al ocupar la posición 78. Le siguen Buenos Aires (91), San Juan -Puerto Rico- (92), Santiago de Chile (93), Panamá (97), Brasilia (107), San José -Costa Rica- (108), Monterrey (113) y Ciudad de México (129). Caracas es la peor calificada en el lugar 202 de 231, lo cual es evidente frente a los hallazgos que se han visualizado durante el año 2018.

En contraste, En América del Norte las ciudades canadienses siguen ocupando los puestos más altos en el ranking. Vancouver figura en el puesto (3) y comparte el primer lugar con Toronto, Montreal, Ottawa y Calgary en cuanto a un nuevo parámetro analizado de Seguridad.

“los corporativos globales tienen una gran apuesta de crecer en los mercados en desarrollo de Latinoamérica, esto trae consigo la oportunidad en Recursos Humanos de diseñar una estrategia, que active y promueva la movilidad internacional de talento hacia estos destinos, como parte de una propuesta de valor hacia el negocio y colaborador, que no solo impulse el deseo de expatriación del empleado y familia, sino que también acelere la agenda de Capital Humano para la planeación de sucesión y desarrollo de talento clave, utilizando las experiencias internacionales exitosas, como factor crítico para el fortalecimiento de competencias globales de liderazgo corporativo”, explicó Melissa Mata Sardi, Líder de Movilidad para Mercer en Latinoamérica.

Así mismo Melissa Mata comenta, que no existe un claro avance a nivel regional en toda Latinoamérica. En esta región se están generando cada vez más retos consecuentes por las diferencias en el comportamiento de los niveles de calidad de vida, lo cual dificulta a las organizaciones, a consolidar una fuerza laboral organizada con competencias diversas y de talla mundial. En América del Norte -sin contar a México- las diferencias son sustanciales con los países del sur, pues resultan completamente competitivos con los países de Europa Occidental, inclusive en los parámetros de Seguridad, donde Canadá ocupa los primeros puestos.

A nivel mundial, Viena encabeza el ranking por décimo año consecutivo, seguida de cerca por Zúrich (2). El tercer lugar lo comparten Auckland, Munich y Vancouver, siendo esta última la ciudad que ocupa el puesto más alto en el ranking de América del Norte desde hace 10 años. Singapur (25), Montevideo (78) y Port Louis (83) conservan su estado como las ciudades con mayor posición en el ranking en Asia, América del Sur y África respectivamente. A pesar de figurar aún en el último lugar de la lista de calidad de vida, Bagdad ha tenido mejoras significativas con respecto a los servicios de seguridad y salud. En Caracas, sin embargo, las condiciones de vida han caído de manera significativa debido a la inestabilidad política y económica.

“Las capacidades sólidas y de campo son esenciales para las operaciones globales en la mayoría de los negocios internacionales, y están en gran medida impulsadas por el bienestar personal y profesional de los individuos que las empresas designan en esos lugares”, explicó Ilya Bonic, presidente de la práctica de Career de Mercer. “Las empresas que buscan expandirse en el extranjero tienen en cuenta una serie de consideraciones al identificar el mejor lugar para ubicar el personal y las nuevas oficinas. La clave son datos relevantes y confiables, y una medición estandarizada, que son esenciales para que los empresarios tomen decisiones claves, desde decidir dónde establecer las oficinas hasta determinar cómo distribuir, alojar y remunerar a su personal a nivel global”.

La reconocida encuesta de Mercer es una de las más completas de su tipo en el mundo, y se lleva a cabo todos los años para que las empresas y otras organizaciones multinacionales compensen a sus empleados de manera equitativa al designarlos en cargos a nivel internacional. Además de los valiosos datos sobre la calidad de vida relativa, la encuesta de Mercer ofrece una evaluación de más de 450 ciudades de todo el mundo. Este ranking incluye 231 de estas ciudades.

Este año, Mercer ofrece un ranking independiente sobre seguridad personal, que analiza la estabilidad interna de las ciudades, los niveles de delincuencia, la aplicación de la ley, las limitaciones a la libertad personal, las relaciones con otros países y la libertad de prensa. La seguridad personal es la base de la estabilidad en cualquier ciudad, sin la cual no pueden prosperar los negocios ni los talentos. Este año, Europa Occidental encabeza los rankings, con Luxemburgo, como la ciudad más segura del mundo, seguida por Helsinki y las ciudades suizas de Basilea, Berna y Zúrich en un segundo lugar compartido. Según el ranking de seguridad personal de Mercer 2019, Damasco figura en el último puesto (231. °) y Bangui en la República Centroafricana quedó ubicada en el penúltimo (230. °) puesto.

“La seguridad de las personas se informa mediante una amplia variedad de factores y cambia constantemente, a medida que las circunstancias y las condiciones de las ciudades y los países cambian año tras año. Estos son factores fundamentales que deben considerar las multinacionales que envían empleados al extranjero, ya que deben tener en cuenta todas las inquietudes con respecto a la seguridad de los expatriados y los factores que pueden tener un impacto significativo en el costo de los programas de compensación internacional”, afirmó Slagin Parakatil, director de Mercer y titular de productos globales para la investigación de la Calidad de Vida. “Para mantenerse al tanto de la calidad de vida en todos los lugares donde se envía personal, las empresas necesitan datos precisos y métodos objetivos que les ayuden a determinar las implicaciones de costo al cambiar el nivel de vida”.


Américas


En América del Norte, las ciudades canadienses siguen ocupando los puestos más altos. Vancouver figura en el puesto (3) del ranking de calidad de vida en general, y comparte el primer lugar con Toronto, Montreal, Ottawa y Calgary en cuanto a seguridad. Todas las ciudades de Estados Unidos que se incluyen en el análisis cayeron en el ranking de este año, siendo Washington DC (53) la ciudad que más ha descendido. Solo Nueva York (44) ascendió un lugar, ya que el índice de criminalidad en la ciudad continúa descendiendo. Detroit sigue siendo la ciudad de Estados Unidos con la menor calidad de vida este año, y la capital haitiana de Puerto Príncipe (228) la más baja de todas las Américas. Los problemas de estabilidad interna y las manifestaciones públicas en Nicaragua hicieron que Managua (180) descendiera siete puestos en el ranking de calidad de vida este año; y la violencia constante relacionada con los cárteles y las altas tasas de criminalidad hicieron que las ciudades mexicanas de Monterrey (113) y Ciudad de México (129) también se mantuvieran en puestos bajos.

En América del Sur, Montevideo (78) vuelve a ser la que ocupa el puesto más alto en cuanto a calidad de vida, mientras que la constante inestabilidad de Caracas (202) hizo que la ciudad descendiera otros nueve lugares este año en cuanto a calidad de vida y 48 lugares en cuanto a seguridad hasta alcanzar al puesto 222. °, lo que la convierte en la ciudad menos segura de las Américas. La calidad de vida se mantuvo, en líneas generales, sin cambios desde el año pasado en otras ciudades importantes como Buenos Aires (91), Santiago (93) y Río de Janeiro (118).


Europa


Las ciudades europeas siguen teniendo el nivel más alto de calidad de vida del mundo, ya que Viena (1), Zúrich (2) y Munich (3) no solo ocupan el primero, segundo y tercer puesto en Europa, sino también a nivel global. De los 20 principales lugares del mundo, 13 fueron ocupados por ciudades europeas. Las principales capitales europeas como Berlín (13), París (39) y Londres (41) permanecieron en el mismo lugar en el ranking de este año, mientras que Madrid (46) ascendió tres lugares y Roma (56) descendió uno. Minsk (188), Tirana (175) y San Petersburgo (174) continuaron siendo las ciudades ubicadas más abajo del ranking de Europa este año, mientras que Sarajevo (156) ascendió tres lugares debido a un informe sobre la disminución de la delincuencia.

La ciudad más segura de Europa fue Luxemburgo (1), seguida por Basilea, Berna, Helsinki y Zúrich en un segundo puesto compartido. Moscú (200) y San Petersburgo (197) fueron las ciudades menos seguras de Europa este año. Las que más cayeron en Europa Occidental entre 2005 y 2019 fueron Bruselas (47), debido a los recientes ataques terroristas y Atenas (102), por su lenta recuperación de la conmoción económica y política tras la crisis financiera global.


Oriente Medio y África


Dubái (74) sigue siendo la ciudad que tiene la mejor calidad de vida en Oriente Medio, seguida de cerca por Abu Dabi (78); mientras que Sana'a (229) y Bagdad (231) figuran en el nivel más bajo de la región. La apertura de nuevas instalaciones recreativas como parte de Visión 2030 de Arabia Saudita hizo que Riad (164) subiera un puesto este año; y una disminución en la tasa de criminalidad y el hecho de que no se produjeran atentados terroristas durante los últimos doce meses hicieron que Estambul (130) ascendiera cuatro lugares. Las ciudades más seguras de Oriente Medio son Dubái (73) y Abu Dabi (73). Damasco (231) es la ciudad menos segura, de Oriente Medio y del mundo.

En África, Port Louis (83) fue la ciudad con la mejor calidad de vida y también la más segura (59). Seguida de cerca en cuanto a calidad de vida general por las ciudades sudafricanas de Durban (88), Ciudad del Cabo (95) y Johannesburgo (96), aunque estas ciudades todavía ocupan puestos bajos en el ranking de seguridad personal y cuestiones relacionadas con la escasez del agua, factores que contribuyeron a que Ciudad del Cabo descendiera un puesto este año. Por otro lado, Bangui (230) obtuvo la calificación más baja del continente y también la más baja en cuanto a seguridad personal (230). El avance de Gambia hacia un sistema político democrático y la mejora en lo que respecta a las relaciones internacionales y los derechos humanos hizo que Banjul (179) experimentara el mayor crecimiento de la calidad de vida de África y del mundo, subiendo seis puestos este año.


Asia-Pacífico


En Asia, Singapur (25) tiene la más alta calidad de vida, seguida por cinco ciudades japonesas: Tokio (49), Kobe (49), Yokohama (55), Osaka (58) y Nagoya (62), y después Hong Kong (71) y Seúl (77), que subió dos puestos este año debido al retorno de la estabilidad política tras el arresto de su presidente el año pasado. En el Sudeste Asiático, otras ciudades importantes son Kuala Lumpur (85), Bangkok (133), Manila (137) y Yakarta (142); y en China continental: Shanghái (103), Beijing (120), Guangzhou (122) y Shenzen (132). De todas las ciudades en el Este y Sudeste de Asia, Singapur (30) ocupó el puesto más alto en Asia y Phnom Penh (199) el más bajo en cuanto a seguridad personal. La seguridad continúa siendo un problema en las ciudades de Almaty (181), Tashkent (201), Ashgabat (206), Dushanbe (209) y Bishkek (211) en Asia Central.

En el Sur de Asia, las ciudades indias de Nueva Delhi (162), Mumbai (154) y Bangalore (149) permanecieron sin cambios desde el ranking del año pasado en cuanto a calidad de vida en general, con Colombo (138) encabezando el ranking. Chennai, en el puesto 105. °, es la ciudad más segura de la región, mientras que Karachi (226) es la menos segura.

Nueva Zelanda y Australia siguen en los puestos más altos en cuanto a calidad de vida: Auckland (3), Sídney (11), Wellington (15) y Melbourne (17), todas entre los primeros 20 puestos. Todas las principales ciudades de Australia se encuentran dentro de los primeros 50 puestos del ranking en materia de seguridad, con Auckland y Wellington a la cabeza del ranking de seguridad compartiendo el 9. ° lugar para Oceanía.