​Condiciones crediticias internacionales se deterioran durante la última semana

|


Inflaciu00f3n

En la última semana, el Índice de Condición Externa (ICE) de la Cámara de Comercio de Santiago experimentó un leve deterioro de 0,2%, experimentando su segunda caída semanal consecutiva, con lo que acumula un retroceso de 2,8% en los últimos 15 días.

No obstante, el índice se ubica al viernes 15 de marzo en 99 puntos, por sobre el mínimo de 79,6 puntos alcanzado el 24 de diciembre último, del que se alejó con aumentos semanales continuos hasta el pasado 8 de marzo.

Los distintos frentes que constituyen el ICE mostraron comportamientos dispares. Mientras el sentimiento global de los inversionistas y el atractivo de los mercados emergentes mostraron avances, las condiciones crediticias y los precios del comercio exterior chileno sufrieron un deterioro.

  • El Subíndice de Condiciones Crediticias fue el que exhibió mayor deterioro en la última semana, cayendo 8,6%, luego de haber sido el principal impulsor de la mejora del Índice en lo que va del año. Si bien la tasa de política monetaria de la Fed se ha mantenido constante desde el 20 de diciembre pasado, y aunque el rendimiento de los Bonos del Tesoro de EEUU a diez años -base del costo del endeudamiento a nivel global - cayó 4 puntos base durante la semana pasada, algunos indicadores de riesgo crediticio en Estados Unidos se han deteriorado, aunque levemente, en los últimos días. En efecto, el rendimiento de los Bonos del Tesoro a tres meses se redujo 2 puntos básicos en la semana, mientras que la tasa interbancaria en el mercado norteamericano aumentó casi 3 puntos, lo que deriva en una ampliación de la brecha entre ambas tasas, sugiriendo una mayor percepción de riesgo en la principal plaza financiera internacional. Este dato afecta negativamente el ambiente crediticio en el que se desenvuelve Chile, aunque se destaca que los comentarios muestran un consenso sobre que el aumento de la brecha ha sido coyuntural y que por su magnitud no reviste mayor peligro. El Subíndice de Condiciones Crediticias queda así en niveles similares a los de octubre de 2018.
  • El Subíndice de Precios del Comercio Exterior perdió 0,8%, equivalente a 0,9 puntos, durante la semana. Si bien el precio del cobre, principal producto exportado por Chile, aumentó 0,4% entre el 8 y el 15 de marzo, esta mejora no alcanzó a compensar el efecto para las cuentas externas del aumento de precio del petróleo -principal producto importado-. El petróleo aumentó 2,2%, pasando de US$ 65,7 a US$ 67,2 por barril. El aumento en el precio del petróleo presiona negativamente la cuenta corriente del balance de pagos de Chile, impulsando de ese modo una parte del deterioro del ICE de la última semana.
  • El Subíndice del Atractivo de Mercados Emergentes para los inversionistas internacionales mostró una mejora de 1,2%. En un marco en el que el principal fondo a través del que los extranjeros invierten en renta variable chilena (ETF) no ha mostrado mayores cambios en materia de creación o destrucción de cuotas, el atractivo de los países emergentes se ha movido en relación al precio de las principales acciones de estos países. Uno de los índices que las congrega, el MSCI Emergentes, subió 2,6% en cinco días, impulsando positivamente al índice por este concepto.
  • El Subíndice dedicado al Sentimiento Inversionista Global subió 6,2% en la semana, ganando 5,5 puntos y convirtiéndose en el principal factor positivo para el ICE. Por un lado, el dólar se depreció en términos relativos a las principales monedas del mundo, indicando una menor percepción de riesgos geopolíticos.
  • Por otro, la volatilidad de las bolsas medida a través del índice VIX -que señala incertidumbre en los mercados internacionales- cayó 20% durante la semana. Finalmente, el EMBI de mercados emergentes –muy elástico a los cambios de humor en los mercados globales- cayó 11 puntos básicos.

    En resumen, el contexto externo que enfrenta Chile experimentó un leve descenso durante la última semana, que sumado al de la semana anterior, acumuló un deterioro del 2,8%. Con todo, el índice ha mejorado un 19,6% en lo que va del año, retornando a niveles alcanzados en enero de 2018, previos al derrumbe de febrero de 2018, que fue en ese momento ocasionado por la fuerte caída en el sentimiento de los inversionistas globales.