Pymes chilenas alcanzaron récord de exportaciones

|


Pymes export

Cuatro años atrás, el ingeniero Cristián Yoma comenzó con un emprendimiento: una aplicación para rendir gastos en las empresas. Con una historia de fracasos e intentos fallidos, finalmente lograron despegar en Chile. Hoy, la empresa alista la apertura de su primera oficina en el extranjero: Perú, para el primer semestre de este año.

Rindegastos es uno de los proyectos chilenos que está abriendo oficinas en el extranjero, número que permanece desde hace años en constante expansión. Si en 2017 las pymes exportadoras lograron ventas por US$1.257 millones, durante el año pasado, las más de tres mil empresas llegaron a los US$ 1.437 millones.

Y es que las exportaciones a Latinoamérica representan cerca de un cuarto de las ventas totales chilenas en el extranjero, superando a Europa y América del Norte. Las que se aventajan son Asia, Oceanía y el Medio Oriente.

Pero dar el paso a establecerse fuera de Chile tiene sus complejidades. “Hay que conocer los procesos legales antes de adaptar el servicio al mercado local. Por ejemplo la SUNAT (el Servicio de Impuestos Internos peruano) es más engorroso que en Chile. Rindegastos trabaja con este organismo, por lo que tuvimos que asegurarnos que pudiera responder a sus requerimientos”, explicó el CEO de Rindegastos, Cristián Yoma. Y agregó: “Hay cosas que parecen detalles, pero son importantes. Hay que conocer de la cultura del país. En Perú tienen menor avance tecnológico que en Chile y les importan más las reuniones presenciales. Además hablan más lento, se tratan de usted, son muy cordiales y formales. Tuvimos que bajar un cambio al llegar allá”.

Otro de los factores clave es tener la empresa ya establecida en Chile antes de internacionalizarse. Para el creador de Rindegastos, es vital que el dueño de la empresa pueda permanecer un mes fuera del país y que esta pueda seguir funcionando.

Hoy, Rindegastos entrega soporte tecnológico a cientos empresas en Latinoamérica, de las cuales 80 son peruanas y se proyecta una fuerte expansión al momento de establecerse en ese país.

Así, las empresas de tecnologías de la información lideran el monto de exportaciones no tradicionales de Chile, llegando a casi 300 millones de dólares en 2017. Número que continúa en expansión, de hecho seis de los siete sectores no-cobre registraron un alza durante el 2018.