EBITDA de Empresas Lipigas disminuyó 2% en 2018 pese a importante alza en cuarto trimestre

|


Lipigas

Empresas Lipigas S.A. (“Lipigas” o “la Compañía”), empresa de energía, líder en comercialización y distribución de gas en Chile, con operaciones en Colombia y Perú, anunció sus resultados financieros consolidados para el cuarto trimestre finalizado el 31 de diciembre de 2018. Todos los valores se presentan de acuerdo con las Normas Internacionales de Información Financiera (International Financial Reporting Standards – IFRS) en pesos chilenos (CLP). Todas las comparaciones de variación se refieren al mismo período del año anterior, a menos que se indique lo contrario.

Al 31 de diciembre, Lipigas generó un EBITDA de $85.747 millones, 2% inferior al del año anterior (CLP 87.499 millones), mientras que el volumen de ventas consolidadas de GLP disminuyó en 1,3% y en Chile aumentó un 0,8%. En tanto, el volumen de ventas consolidadas en toneladas equivalentes de GLP (incluyendo las ventas de gas natural por red, gas natural comprimido y gas natural licuado) subió un 0,7%. Por su parte, el resultado después de impuestos retrocedió en un 2,4%

Durante el cuarto trimestre, el EBITDA de la compañía ascendió en un 18,8% en comparación a idpentico lapso de 2017. El volumen de ventas consolidadas de GLP se mantuvo con respecto al último cuarto del ejercicio previo, al tiempo que el volumen de ventas consolidadas en toneladas equivalentes de GLP (incluyendo las ventas de gas natural por red, gas natural comprimido y gas natural licuado) subió en un 5,2%. El resultado después de impuestos, a su vez, aumentó en un 51,3%.

De acuerdo al gerente general de la empresa, Ángel Mafucci, si bien los resultados acumulados al 31 de diciembre son 2% inferior a la generación de EBITDA de 2017, “es una muestra de la solidez del negocio de Lipigas. En el último trimestre, los resultados fueron positivos en las 3 operaciones con un crecimiento del EBITDA consolidado del 18,8% respecto a 2017. En el acumulado del año, en Chile se vendieron 470.000 toneladas de gas licuado, 0,8% más que en 2017, a pesar de un invierno más cálido que el del año anterior. El EBITDA de Chile fue 1,3% superior al de 2017, aunque en este año no tuvimos el efecto positivo que se había producido en 2017 por aumento en los precios de los combustibles y también se incrementaron los gastos relacionados a conexión de nuevos clientes a las redes de gas natural.”

En Colombia, añadió, “el EBITDA acumulado disminuyó un 3,7%. El volumen de ventas se incrementó 1,1% respecto al año anterior, pero se produjeron incrementos en el costo del producto que no pudieron ser trasladados totalmente al precio de venta, dados los altos precios que se mantuvieron durante buena parte del año. En Perú, durante gran parte del año las ventas y los márgenes del gas licuado estuvieron impactados por la competencia de actores informales que erosionaron márgenes. Aunque los márgenes aún no se recuperaron totalmente, en el último trimestre el EBITDA mejoró un 13,4% respecto al año anterior. En gas natural, el volumen de ventas del último trimestre aumentó 46% contra 2017 por la incorporación de nuevos clientes. “


Planes 2019


El ejecutivo apuntó que “los planes para 2019 contemplan acciones de mejora en todas las operaciones. En Chile continuaremos trabajando en el fortalecimiento de la relación con el cliente final, aprovechando el uso de herramientas digitales y buscando la optimización de nuestros costos. Dentro de esa estrategia, recientemente comunicamos la decisión de efectuar inversiones para tener acceso a descargar gas licuado en el terminal marítimo propiedad de Oxiquim en Mejillones. En Colombia, queremos optimizar la generación de valor de la adquisición que efectuamos este año de la operación de Surcolombiana de Gas (Surgas), empresa con 65.000 clientes conectados a redes de gas y continuar buscando vectores de crecimiento. En Perú pretendemos reforzar la gestión del mercado del gas licuado e incrementar el volumen de ventas de gas natural, dada la competitividad en costos de ese combustible en la matriz energética del Perú.”

Concluyó que “si bien no concretamos nuestra intención de ingresar al mercado de GNL de República Dominicana por algunas dificultades que aparecieron en el cierre de la operación, continuamos estudiando alternativas en Latinoamérica que amplíen nuestra base de negocios. Por otra parte, continuamos analizando y efectuando desarrollos que nos validen opciones de ofertas de multienergía que podamos hacerles a nuestros clientes. Estos pasos obedecen a nuestra visión de futuro de una empresa con mayor diversificación geográfica y de productos y con presencia en los mercados de Latinoamérica más atractivos por su alto potencial de crecimiento.”