Fundación Defendamos la Ciudad interpone recurso de protección por Edificio del grupo Angelini en Las Condes

|


Patricio Herman

Fundación Defendamos la Ciudad, a través de su presidente Patricio Herman, interpuso ayer martes un recurso de protección en contra de la Directora de Obras Municipales (DOM) de Las Condes por no haber iniciado el proceso de invalidación de varios actos administrativos cursados a Inmobiliaria Mixto El Bosque SpA, brazo inmobiliario del Banco Santander. Se trata de un proyecto inmobiliario adquirido posteriormente por el grupo económico Angelini, respecto a edificio de 22 pisos de oficinas y comercio, más otro de 2 pisos, emplazados en un sitio de 4.005,85 m2, que enfrenta las avenidas Isidora Goyenechea 2915 y El Bosque Norte 0211, sector El Golf, Las Condes.

Patricio Herman señala que el Dictamen Nº 40.724 del 21/11/17 de la Contraloría General de la República concluyó que el Permiso de Edificación Nº 40 del 10/04/13 cursado por la aludida DOM a la mencionada inmobiliaria era contrario a derecho por dos causales esenciales: Primero, por haber aplicado erróneamente la Tabla C, de la Zona EAa+cm del Plan Regulador Comunal (PRC) de Las Condes, que admite 15 pisos de altura, destinada exclusivamente a proyectos con edificación continua, en circunstancia que debió haber aplicado la Tabla B, que sólo admite 5 pisos, prevista para edificios aislados, puesto que el edificio aprobado tiene esta característica.

Cabe advertir que el edificio aprobado tiene 22 pisos, porque además, se acogió a la figura de Conjunto Armónico. Con la ilegalidad respecto de la tabla del PRC de Las Condes que debió haberse aplicado, el proyecto mal aprobado excede en 15 pisos de altura. Segundo, por haber aplicado el incremento del 10% de mayor constructibilidad, por concepto de cableado subterráneo, que ilegalmente regula el artículo 38º del PRC de Las Condes, contrariando la jurisprudencia de la Contraloría General de la República, contenida en 16 dictámenes que se remontan al año 2010.

Otro aspecto no detectado en su oportunidad por la Contraloría General de la República, pero que también adolece el Permiso de Edificación Nº 40 del 2013, dice relación con otros incrementos adicionales del coeficiente de constructibilidad no declarados en la resolución de permiso.

En efecto, el proyecto no tiene un coeficiente de constructibilidad de 4,8, como se declara en el permiso, sino que tiene una constructibilidad efectiva de 5,6. Es decir, se hizo aparecer una cosa que no es, lo que ilustra la naturaleza de estos ilícitos. Para arribar a este exceso irregular se usó el ardid de no contabilizar las superficies del primer y segundo piso de la denominada "placa" y así el proyecto apareciera como un cuerpo de edificación continua, a pesar de que es aislado.

Todas estas irregularidades y otras le fueron representadas al Alcalde Lavín, el 18/10/18, sin que hiciera algo al respecto, no obstante sus obligaciones legales de fiscalización y supervigilancia de las unidades municipales, incluidas por cierto la DOM. Cabe recordar que el derecho constitucional para emprender actividades económicas, que establece el artículo 19 N° 21, de la Carta Fundamental, exige cumplir con el marco regulatorio que la afecta, cosa que en este caso se vulneró en múltiples aspectos.

Ahora nuestro abogado Humberto Rosales ya ha iniciado el litigio en la Corte con la Municipalidad de Las Condes y con los privados que obtuvieron ilícitamente 15 pisos adicionales a lo admitido en la legislación de urbanismo y construcciones, que, si lo llevamos a dinero, conforme a precios de mercado del suelo y por la óptima calidad de construcción del edificio, sería del orden de los US$ 75 millones. Como vemos, en este episodio se vulneraron las reglas del libre mercado para favorecer los intereses de la empresa relacionada con el Banco Santander.