Siete consejos para innovar al estilo alemán

|


Alemania

A principios de febrero, el Gobierno de Chile, a través de ProChile y el Estado Federado de Bayern firmaron un compromiso de cooperación, cuyo objetivo es “fortalecer el intercambio tecnológico, potenciar el emprendimiento y la innovación”, según precisó la entidad nacional. Ante este escenario es válido preguntarse, ¿qué puede aprenderse de la innovación alemana?

Según datos obtenidos por la X Encuesta Nacional de Innovación publicada en febrero de 2018 por el Ministerio de Economía, Comercio y Turismo, es usual que las empresas en Chile tengan dificultades para abordar esta materia. El estudio indica que la tasa de innovación empresarial es sólo de 15,1% y, por otra parte, 6,5% de las propuestas de innovación no logran llegar al mercado. A pesar de estas cifras, en CAMCHAL, Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria, han visto ejemplos de empresas nacionales que han incorporado con éxito ese concepto, todo tras conocer cómo lo hacen sus pares en Alemania.

Carlos Valenzuela, consultor senior de innovación en la Cámara y encargado del programa Innovation Desk -curso de asesorías y metodologías sobre la materia- destaca como ejemplo la exitosa experiencia del Mittelstand, que son las empresas pymes en Alemania, las cuales efectivamente incorporan la innovación, así como medidas de gestión en sus organizaciones. Esto último fue demostrado por un estudio realizado a 3.500 empresas por la prestigiosa revista económica alemana WirtschaftsWoche, junto con Munich Strategy Group. Los resultados avalan la posición del Mittelstand como pilar de la economía del país y líderes europeos en capacidades de innovación.

Estas empresas invierten en promedio entre 5% y 7 % de su volumen de venta en innovación y una de cada dos pymes alemanas logra introducir anualmente un nuevo producto o proceso en el mercado. El resultado de este esfuerzo se traduce en que el Mittelstand logra, en promedio, un aumento de ventas entre 6,4 y 8,6% anual.

Carlos Valenzuela estima que existen muchas lecciones que aprender del Mittelstand, y según su experiencia, varias son posibles de aplicar en Chile. En esa línea, identifica siete medidas prácticas que se podrían implementar fácilmente:


1. Identifique tendencias de alto impacto que afectarán el futuro de su negocio

2. Determine una meta de crecimiento por innovación, que deberá plasmarse en un portafolio de proyectos

3. Establezca un presupuesto de innovación que le permita llegar a su meta de crecimiento

4. Seleccione un equipo transversal en su empresa que esté a cargo de la iniciativa, incluyendo a la gerencia

5. Implemente un “checklist de procesos”, que ordene el desarrollo de nuevos proyectos

6. Cuantifique los resultados por innovación, ya que esto justifica persistir con la iniciativa

7. Comunique los éxitos y resultados de sus iniciativas para destacar el esfuerzo de los participantes y promover la cultura al interior de su compañía


Para aquellas empresas interesadas en incorporar la innovación en su gestión, la Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria ofrece el programa Innovation Desk en el cual se ofrece una asesoría integral respecto de este tema y se accede a diversas metodologías para su incorporación en la organización.