El Blu-Ray está muriendo: el streaming no es la causa

|


Blue ray

(adslzone.net) En los Estados Unidos, las ventas de películas en formato físico le deben al Blu-Ray tan solo un 5,3% de la cuota de mercado. Es evidente que los servicios de vídeo en streaming, como Netflix, han ido ganando tracción y terreno durante los últimos años, a pesar de las subidas de precios. Así que cabría pensar que, después de este ‘último’ formato físico, que tiene ya nada menos que 13 años de vida, la transición apunta hacia el formato digital. Sin embargo, no es el streaming el que está acabando con el Blu-Ray.

Hace ya casi un año, Oppo inició esta ‘muerte del Blu-Ray’ anunciand que dejaría de vender reproductores; y ahora, Samsung se ha sumado al movimiento. De momento, la marca seguirá vendiendo productos que se estrenaron tiempo atrás, en el año 2017, pero han confirmado de forma oficial que ya no van a desarrollar ningún nuevo reproductor. ¿Quién tiene la culpa? Pues, en contra de lo que cabría creer, que es la evolución del vídeo en streaming, la culpa la tiene también el DVD. Porque allí, en Estados Unidos, frente al 5,3% de las ventas de películas en Blu-Ray, el DVD alcanza un 57,9%.

Además de la evolución del vídeo en streaming, y del protagonismo a estas alturas del DVD, hay que tener en cuenta también que Sony ha colado una importante cantidad de reproductores de Blu-Ray en nuestros salones. Y lo han hecho a través de la PS3 y la generación posterior, la PlayStation 4. Contando con una de estas videoconsolas ya tenemos un reproductor de Blu-Ray para películas; así que, evidentemente, todo aquel que ha comprado una videoconsola de Sony no ha tenido necesidad alguna de comprar un reproductor específico. Que, por cierto, en los inicios de PS3 era incluso más caro que la videoconsola.

El formato Blu-Ray debería haber sido el sustituto del DVD, pero no lo ha conseguido. Aún siguen vendiéndose más películas, en formato físico, en DVD. La ventaja del Blu-Ray es la resolución de los contenidos, y la calidad de audio, pero los contenidos en 4K están triunfando en mayor medida a través de las plataformas digitales.