SP: Fondos de pensiones de los trabajadores comenzaron 2019 en azul

|


SP

Luego de un 2018 que terminó con cifras poco alentadoras, este 2019 comenzó mejor para los fondos de pensiones chilenos, los que en enero pasado cerraron con cifras azules. Así es como el Fondo A (más riesgoso) lideró con una rentabilidad mensual de 3,13% real, seguido de un buen desempeño también de los fondos B (riesgoso) y C (intermedio), los que anotaron retornos de 2,63% y 2,03%, respectivamente.

De acuerdo al informe mensual elaborado por la Superintendencia de Pensiones (SP), aunque dieron cuenta de un dinamismo más acotado, el Fondo D (conservador) y el E (más conservador) también terminaron enero pasado con buenos datos: el primero, con una rentabilidad real de 1,58%, y el segundo con una de 0,84%.

Con todo, al cierre del mes pasado los ahorros previsionales chilenos totalizaban activos por US$ 205.723 millones, consignó el reporte de la SP.

El buen inicio de año también se observó en los fondos de cesantía, aunque algo más moderado. Mientras el Fondo de Cesantía correspondiente a las cuentas individuales (CIC) rentó 0,06% real en el primer mes de 2019, el de Cesantía Solidario (FCS) avanzó un 0,74%.

Según los datos oficiales, al cierre de enero pasado estos fondos acumulaban US$ 12.191 millones en activos.


Fondos de Pensiones


Los datos revelan que en enero pasado el mejor desempeño de los fondos de pensiones tipo A, B y C se debió principalmente al retorno positivo que presentaron las inversiones en instrumentos extranjeros de renta variable y acciones locales.

Lo anterior se puede apreciar al considerar como referencia la rentabilidad en dólares de los índices MSCI mundial y MSCI emergente, y el retorno mensual de los títulos accionarios locales medido por el IPSA, que presentaron alzas de 7,51%[1], 7,69%[2] y 5,54%[3] respectivamente, durante el mes de enero. Cabe señalar que durante el primer mes de

2019 las inversiones en el extranjero se vieron desfavorecidas por la apreciación del peso chileno respecto de las principales monedas, lo que afectó negativamente a las posiciones sin cobertura cambiaria. Esta situación contrarrestó parcialmente los retornos positivos observados en las principales bolsas internacionales, anulando el buen desempeño de los instrumentos extranjeros de renta fija. Tómese como referencia la depreciación de la divisa estadounidense, que anotó una caída de 4,16% durante el mes de enero.

Por su parte, señala el reporte de la SP, la rentabilidad de los fondos de pensiones tipo D y E se explica principalmente por el retorno positivo de las inversiones en instrumentos extranjeros, acciones nacionales y títulos de deuda local. Al respecto, durante el mes de enero se observó una baja en las tasas de interés de los instrumentos de renta fija nacional, lo que implicó un aporte positivo a la rentabilidad de estos fondos por la vía de las ganancias de capital.


Fondos de Cesantía


La rentabilidad obtenida en enero por el Fondo de Cesantía, en tanto, se explicó en el retorno positivo que presentaron las inversiones en instrumentos de renta fija nacional. El mes pasado se observó una caída en las tasas de interés de los títulos de deuda local, lo que implicó un aporte positivo a la rentabilidad de estos fondos por la vía de las ganancias de capital. Lo anterior se aprecia al observar la rentabilidad nominal del índice SP_RF, que presentó un alza de 0,63%[1] durante en enero último.

A su vez, la rentabilidad del Fondo de Cesantía Solidario se debió al retorno positivo por parte de las inversiones en títulos de deuda local, acciones nacionales e instrumentos extranjeros de renta variable. Cabe considerar que en enero pasado la rentabilidad nominal de los índices INFOCES y MSCI mundial presentó alzas de 4,56%[2] y 7,51%[3], respectivamente.

Sin embargo, la rentabilidad de ambos fondos fue parcialmente contrarrestada por caída que anotaron las inversiones en instrumentos extranjeros de renta fija. Al respecto, a pesar de que la rentabilidad de los instrumentos extranjeros de renta fija fue positiva, estas inversiones se vieron impactadas por la apreciación del peso chileno respecto de las principales monedas extranjeras. Esto contribuyó negativamente a la rentabilidad de este fondo. Para ello, considérese el retorno en dólares del índice Bloomberg Barclays Capital Global Aggregate, que avanzó 1,16%[4], y la depreciación de la divisa estadounidense, de 4,16% durante el mes.