España, Francia, Suecia y Dinamarca se pliegan a países que reconocen a Guaidó como presidente interino de Venezuela

|


Pedro sanchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reconoció este lunes a Juan Guaidó como presidente legítimo interino de Venezuela para convocar elecciones presidenciales tras haber caducado el ultimátum lanzado por la Unión Europea a Nicolás Maduro para poner fecha a los comicios.

"El Gobierno de España reconoce oficialmente como presidente encargado de Venezuela. La legitimidad democrática de Juan Guaidó emana de su condición de Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, órgano legislativo surgido tras las últimas elecciones libres y democráticas reconocidas por el conjunto de la Comunidad Internacional como tales", ha dicho Sánchez (en la foto).

Tal como lo consigna esta mañana el medio español www.eleconomista.es, el mandato de Guaidó, ha remarcado durante una declaración oficial desde La Moncloa, "tiene el horizonte de convocar unas elecciones libres, transparentes y con todas las garantías en el menor plazo de tiempo posible. Libres y con garantía".

El presidente español, a quien Guadió ya ha agradecido el apoyo, ha asegurado que desde ahora se trabajará por la "libertad, prosperidad y concordia de todos los ciudadanos" de Venezuela y anunciado que promoverá un plan de ayuda humanitaria para el país.

Sánchez ya avanzó el sábado 26 de enero que España reconocería formalmente a Guaidó si Maduro no convocaba elecciones para que fuera él quien marcara la cita electoral. Bruselas espera que este lunes los países de la UE den el paso en conjunto después de que la semana pasada la Eurocámara reconociera a Guaidó, a quien se encomienda la convocatoria de los comicios.

Ante el requerimiento a Maduro, el Gobierno señaló que no buscaba "poner o quitar gobiernos en Venezuela, queremos democracia y elecciones libres y transparentes con las garantías necesarias para que un Gobierno represente al pueblo venezolano".

En respuesta en una entrevista para La Sexta, Maduro señaló que "no aceptamos ultimátums de nadie. Es como si yo le dijera a la UE que le doy siete días para reconocer la república de Cataluña o si no, vamos a tomar medidas". En otro mensaje directo a Pedro Sánchez, a quien también acusó de no haber sido legitimado por las urnas para presidir el Gobierno de España, el presidente venezolano previno al mandatario español sobre los riesgos de "mancharse las manos de sangre" por el reconocimiento a Guaidó.

Lejos de echarse a un lado, el presidente oficialista de Venezuela ha hecho un llamamiento a "dos millones" de milicianos para que se sumen a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y a la Guardia Nacional Bolivariana.

De momento, Francia, Suecia, Dinamarca y Letonia se han sumado este lunes al reconocimiento de Guaidó. España se posicionó la semana pasada en el ultimátum junto a Francia, Alemania y Reino Unido y posteriormente, Portugal, Polonia, Bélgica y Países Bajos también se sumaron.

La posición conjunta de la UE no pudo darse ante las reticencias de varios países. Italia ha sido el país que se ha mantenido más reacio en la UE a reconocer a Guaidó aunque el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, ha animado este lunes al Gobierno del país que siga los países de los países europeos.

Grecia, Chipre y Eslovaquia también mostraron reservas a un reconocimiento explícito. Luxemburgo, por su parte, ha insistido en la necesidad de sopesar "las consecuencias jurídicas" y Suecia ha descartado un reconocimiento expreso atendiendo al principio de que "se reconocen estados, no personalidades", han explicado a Europa Press varias fuentes diplomáticas. Hasta ahora, todos los países europeos se han acogido a este principio recogido en la llamada 'doctrina Estrada'.