EE.UU. y China seguirán negociando este mes en Pekín a semanas del fin de la tregua comercial

|


China estados unidos

Las conversaciones comerciales entre Estados Unidos (EE.UU.) y China de esta semana no han mostrado mayor avance, pero han sido positivas en general. Así lo consigna el reporte elaborado por el Departamento de Estudios de Banchile Inversiones. Desde el miércoles y hasta ayer, equipos representantes de ambos gobiernos se dieron cita en Washington para buscar una salida a la guerra comercial que liberan las dos potencias desde hace meses.

Ayer, el Presidente Donald Trump manifestó a través de twitter que "las reuniones van bien con buena intención y espíritu por ambas partes". Agregó además que trabajan para lograr un acuerdo antes del 1 de marzo, fecha en que expira la tregua pactada en disputa proteccionista. El Mandatario norteamericano dijo que no se logrará un acuerdo final hasta que se reúna con el presidente chino Xi Jinping a convenir algunos de los temas más difíciles en un futuro cercano. Por su parte, el representante de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer (en la foto), dijo que se están haciendo progresos y que el viceprimer ministro chino, Liu He, espera acelerar el cronograma.

De esta forma, y tal como lo confirmó el Jefe de Estado norteamericano, Lighthizer y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, viajarán a China este mes para continuar las conversaciones y que ya han hecho "un tremendo progreso", aunque eso "no significa que tengamos un acuerdo aún".

Durante la noche, las partes han publicado declaraciones. El gigante asiático ha dicho que las conversaciones fueron buenas y que comprarán más productos de EE.UU. y "responderán activamente a las preocupaciones sobre la propiedad intelectual, creando un entorno de mercado justo". Las expresiones de la potencia del norte, en tanto, fueron un poco más neutrales.

Ahora sólo cuatro semanas para la fecha límite en la cual podría gatillarse una mayor escalada arancelaria, la presión aumenta. El 2 de diciembre pasado, en el marco de la Cumbre de Líderes del G 20 realizado en Buenos Aires, Trump accedió a suspender por tres meses su plan de nuevo aumento de gravámenes del 10% al 25% para los productos chinos. Xi, por su parte, comprometió compras chinas de más “productos agrícolas, energéticos, industriales y de otro tipo” en cantidades “sustancialmente” superiores a las actuales.

Huawei y Venezuela rondan en negociaciones comerciales entre EE.UU. y China