Ratifican la clasificación de riesgo de MAPFRE Generales

|


Mapfre

Humphreys ratificó este miércoles la clasificación de MAPFRE Compañía de Seguros Generales de Chile S.A. (MAPFRE Generales) en “Categoría AA”. En tanto su tendencia se mantiene en “Estable”.

La clasificación de riesgo, en “Categoría AA”, se sustenta, principalmente, en el fuerte posicionamiento de mercado que exhibe la compañía y en un estilo de administración basado en criterios técnicos, con objetivos de largo plazo bien definidos e internalizados por la organización, elementos que se acompaña con una estructura de control interno y control de gestión que mitiga adecuadamente los riesgos propios de la operación. En síntesis se valora positivamente su capacidad competitiva y su gobierno corporativo.

También se reconoce que la compañía local dispone de una política de contratos de reaseguros que le permiten retener un riesgo efectivo compatible con su situación patrimonial. Por lo demás, se debe considerar que el riesgo de sus principales reaseguradores es equivalente a “Categoría AA+” en escala local.

Asimismo, el volumen de negocios de MAPFRE Generales, además de proveerle acceso a economías de escala, favorece el comportamiento estadísticamente normal de sus siniestros y una adecuada diversificación de los riesgos retenidos. También se valora de forma positiva el énfasis del grupo en el desarrollo de sistemas y el importante nivel de utilidades que ha ido generando en el último tiempo (exceptuando el período 2017 en el cual se obtuvieron pérdidas).

En opinión de Humphreys, la trayectoria y operaciones a nivel internacional de la matriz, se constituye como un factor relevante en la entrega de know how a su filial en Chile; asimismo, dada la gran diferencia de escala y patrimonio entre la filial y la matriz, es altamente probable que esta última esté capacitada para apoyar eventuales necesidades de capitalización de la firma local, más allá de su clasificación de solvencia. Todo ello, permite presumir que la aseguradora local continuará siendo administrada bajo objetivos de mediano y largo plazo.

Adicionalmente, la clasificación de riesgo incorpora el endeudamiento exhibido por la compañía durante los últimos ejercicios, el cual es mayor al mercado de seguros generales; sin embargo, se reconoce que dicho indicador ha presentado una disminución durante los últimos dos años y también se considera que a futuro la generación de utilidades podría permitir operar con un menor apalancamiento financiero.