¿Qué sucederá con la tasa de interés este mes? Agentes privados responden

|


Banco Central 6

El IPC de diciembre presentó una variación mensual de -0,1%, lo que estuvo en línea con las expectativas del mercado. El INE informó ayer que con esto la inflación en el año 2018 cerró con un nivel de 2,6%. En particular, 6 de las 12 divisiones presentaron incidencias negativas, destacando la caída en los alimentos y bebidas no alcohólicas y vestuario y calzado. Por el contrario, destacó el aporte positivo de la división de recreación y cultura. Finalmente, la medida que excluye los precios más volátiles (IPC SAE), mostró una variación mensual de 0,3%, lo que implica una tasa anual de 2,3%.

Tal como lo consigna Bice Inversiones, tras el registró mensual de diciembre en sintonía con lo previsto, la inflación total en el ejercicio mantiene una evolución cercana al centro del rango meta del Banco Central.

“Como esperaba el mercado, destacaron los aportes negativos de los alimentos perecibles y los combustibles, y además hubo un efecto de vestuario por descuentos especiales en diciembre. Este último efecto debería ser pasajero, sin embargo en el caso de los alimentos y combustibles aún podría notarse un efecto negativo en los siguientes meses. Por otro lado, la evolución del componente de inflación que es más sensible al desempeño de la economía y que no considera precios más volátiles (IPC SAE) destacó con un incremento mensual de 0,3%, pero su variación anual de 2,3%, aún se encuentra en la parte baja del rango meta del Banco Central”, apunta la entidad privada.

Lo anterior, añade, “junto con el desempeño que ha mostrado la economía en los últimos meses, creemos que justifica un proceso de alza gradual del Banco Central en su tasa de referencia. Sin embargo, dadas las holguras en el IPCSAE y las señales de mayor gradualidad en los Bancos Centrales de economías desarrolladas, vemos que es posible una mantención del nivel actual de TPM en la siguiente reunión de enero”, agendada para el 29 y 30 de este mes.

En términos de perspectivas, continúa Bice Inversiones, “anticipamos preliminarmente una variación mensual de 0,1% en el IPC de enero. A esto seguiría influyendo negativamente el precio de combustibles, el que lentamente está mostrando un alza a nivel internacional, pero esto sería compensado por factores estacionales del área salud y un tipo de cambio más depreciado.”

Por su parte, el Departamento de Estudios de Banchile precisa que “el detalle de la canasta revela que durante el mes, la inflación se vio expuesta a presiones a la baja por parte de las divisiones de alimentos y bebidas no alcohólicas y vestuario y calzado, mientras que las presiones al alza fueron por cuenta de recreación y cultura. A su vez, el 40% de los bienes aumentaron con respecto al mes anterior y las presiones de bienes particulares se anularon, transporte interurbano, paquete turístico y gasto común al alza”, consigna el organismo.

En la parte baja, agrega, destacaron gasolina, papa y tomate. Por otra parte, los bienes no transables crecieron 3,4% anual, mientras que la inflación transable al registrar una variación de -0,5% mensual, avanzó 1,8% en doce meses.

“De acuerdo a nuestra lectura, el hecho que la inflación haya cerrado el año en 2,6% y no en el 2,7% previsto por el Banco Central no altera los planes de alza de tasa para la próxima reunión del año. Lo anterior porque, entre otras cosas, la reducción está asociada a la parte más volátil de la canasta, y además porque la tendencia de la inflación de servicios SAE, relacionada con la brecha de actividad, continúa al alza, en línea con el repunte de la actividad observado durante los últimos trimestres. Finalmente, mantenemos nuestra visión de tres alzas de TPM para 2019”, concluye.


Imacec GRAFICO Chico nov


IPC Grafico dic 2018