B. Central: se contrae nivel de ahorro de los hogares y de las empresas

|


Ahorro

El ingreso disponible bruto de los Hogares creció 3,7% anual durante el tercer trimestre de 2018. Así lo expuso el último informe de Cuentas Nacionales por Sector Institucional del Banco Central entregado este martes. En este resultado, indicó el órgano emisor, incidieron las rentas de la producción (salarios, ingreso mixto) y de la propiedad (retiro de utilidades, intereses, etc.). Por su parte, el gasto en consumo se expandió más que el crecimiento del ingreso disponible, lo que determinó que la tasa de ahorro del sector se redujera a 10,2% del ingreso disponible.

El menor nivel de ahorro, dada una tasa de inversión que se mantuvo estable, situó la capacidad de financiamiento de los Hogares en 5,0% del ingreso disponible, 0,7pp. menos que el trimestre anterior. En términos financieros, esta caída obedeció principalmente a la mayor contratación de préstamos de parte de los hogares, y a la disminución de sus inversiones en acciones y otras participaciones.

Por su parte, la riqueza financiera neta de los Hogares, medida como porcentaje del ingreso disponible, presentó un aumento de 1,5pp. respecto del trimestre anterior. Este resultado se explicó principalmente por el buen desempeño de los Fondos de pensiones en el período. En sentido contrario, la mayor contratación de préstamos y la caída de la tenencia de acciones y otras participaciones compensaron parcialmente este incremento.

Finalmente, la deuda de los Hogares calculada como porcentaje del ingreso disponible se situó en 73,3%, superior en 0,9pp. a lo registrado en el periodo anterior.


Empresas no financieras


Al cierre del tercer trimestre, el ahorro de las empresas no financieras alcanzó una tasa de 10,4% del PIB, menor en 0,8pp., respecto del periodo anterior. Este resultado se debió a la disminución del ingreso empresarial y al impacto negativo del aumento de las rentas distribuidas en el período.

La caída del ahorro sumada a una mayor tasa de inversión, determinó una necesidad de financiamiento de 5,0% del PIB, 1,3pp. por sobre el trimestre anterior. Desde el punto de vista financiero, este resultado se reflejó en una disminución de efectivo y depósitos principalmente.

Por su parte, el stock de deuda del sector alcanzó 101,4% del PIB, mayor en 1,8pp. respecto al cierre anterior. Este desempeño se debió a la contratación de nuevos compromisos internos y a la mayor valorización de las obligaciones con el mercado externo, dada la depreciación del peso frente al dólar.

Necesidad de financiamiento de la economía subió en el tercer trimestre