Necesidad de financiamiento de la economía subió en el tercer trimestre

|


Banco central 4

Al cierre del tercer trimestre de 2018, la tasa de ahorro de la economía alcanzó 20,4% del PIB, disminuyendo 0,3 puntos porcentuales (pp.) respecto del periodo anterior. De acuerdo a las Cuentas Nacionales por Sector Institucional, entregadas este martes por el Banco Central, dicho resultado se explicó por la mayor expansión anual del consumo total (5,8%) en relación a la trayectoria del ingreso nacional (4,1%).

Por sector institucional, el menor ahorro provino de Empresas no financieras y Hogares, el cual fue parcialmente compensado por el aumento del ahorro de Gobierno y de Sociedades Financieras.

El menor ahorro nacional sumado a la mayor tasa de inversión bruta -que incluye variación de existencias- determinó un aumento de la necesidad de financiamiento de la economía de 0,8pp., llegando a 2,3% del PIB. En este resultado destacó el mayor déficit de Empresas y el menor superávit de los Hogares, contrarrestado en parte por el aumento de la capacidad de financiamiento de las Sociedades financieras.


Stock de deuda


En términos del stock de deuda, los Hogares alcanzaron un saldo equivalente a 73,3% de su ingreso disponible anual, 0,9pp. por sobre el cierre del segundo trimestre, con los préstamos bancarios hipotecarios y de consumo como su principal componente. Las Empresas no financieras, por su parte, mostraron un ratio de deuda2 sobre PIB de 101,4%, 1,8pp. superior al periodo anterior, en línea con la obtención de préstamos y la mayor valorización por la depreciación del peso frente al dólar (gráfico 3). Igualmente, el Gobierno general incrementó su deuda3 sobre PIB hasta 26,1%, mayor en 0,9pp., explicado por la emisión de títulos de deuda en el mercado local.


Posiciones financieras


En el ámbito de las posiciones financieras netas —activos financieros menos pasivos—, la economía en su conjunto mostró un aumento de su posición deudora frente al Resto del mundo de 2,4pp., alcanzando 27,3% del PIB. Este resultado se explicó principalmente por menores activos en el exterior y el aumento del financiamiento externo vía préstamos y bonos.

Por sector institucional, la mayor posición deudora de la economía respondió al deterioro de la posición de Empresas no financieras, principal receptor del financiamiento externo. En contraposición, los Hogares aumentaron su riqueza financiera neta con relación a su ingreso disponible en 1,5pp., hasta 195,0%, explicado fundamentalmente por el incremento del valor de los fondos de pensiones. En tanto, el Gobierno y las Sociedades financieras disminuyeron su saldo deudor neto durante el trimestre, hasta 3,2% y 15,1% del PIB, respectivamente.