​Líneas aéreas exigen conocer conclusión de auditoría por fallas en cinta de equipaje en AMB

|


Aeropuerto 818x460

A raíz de la falla en la cinta transportadora de equipaje verificada en la mañana de este jueves en el aeropuerto Arturo Merino Benítez, la Asociación Chilena de Líneas Aéreas -ACHILA-, que reúne a la mayoría de las aerolíneas chilenas y extranjeras que operan en el país, puntualiza:

1. Que las líneas aéreas son meras usuarias de la cinta transportadora de equipaje, y víctimas directas de sus fallas de funcionamiento, por lo que cualquier imputación de responsabilidad a las compañías aéreas sobre estos hechos la rechazamos categóricamente.

2. Que este tipo de paralizaciones es ya una constante del aeropuerto de Santiago, sobre todo en días de alta demanda, y se traduce en que decenas, y hasta cientos de equipajes de pasajeros, de todas las líneas aéreas, no alcanzan a ser embarcados, y permanecen en tierra mientras las aeronaves y sus pasajeros emprenden vuelo, con todas las consecuencias que esto conlleva. Desde luego, un gravísimo problema tanto para el pasajero afectado, como para la compañía aérea de que se trate, la que debe ubicar el equipaje y redestinarlo, incurriendo en un involuntario e inimputable incumplimiento contractual, en enormes costos operacionales e incluso en pago de indemnizaciones a sus clientes, quienes injustamente culpan de lo sucedido a su empresa de transporte aéreo. El daño, además, es a la operación global del aeropuerto, pues se propician demoras en los despegues y congestión de aeronaves.

3. Que esta situación se arrastra desde el anterior concesionario del aeropuerto, “SCL Terminal Aéreo Santiago S.A. Sociedad Concesionaria”, la que tuvo la administración de la concesión hasta el 30 de septiembre de 2015. Pero se ha acrecentado y agravado a niveles críticos con la administración de la concesión de la obra pública por parte de la concesionaria que la sucedió desde el 1 de octubre de 2015, “Nuevo Pudahuel S.A.”.

4. El Ministerio de Obras Púbicas, en conjunto con la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), llevaron a cabo una auditoría para así tener un diagnóstico de las fallas en la cinta transportadora de equipaje, que permitiera conocer sus causas y adoptar las medidas que fueran de rigor para superarlas y que el sistema operara de manera óptima.

5. Que esta auditoría estuvo lista durante el primer semestre de 2018, pero sus resultados se han mantenido en reserva, no obstante lo relevante de la información. Como Asociación de Líneas Aéreas solicitamos, vía Ley de Transparencia, conocer al menos las conclusiones de la investigación, lo que nos fue denegado, so pretexto que ello podía afectar la seguridad nacional, ante lo cual presentamos un recurso ante el Consejo para la Transparencia, aún en trámite.

6. Que nuestro interés, como líneas aéreas, es que un servicio tan elemental como es el traslado de equipajes en el aeropuerto, se efectúe sin anomalías, por lo que esperamos que las entidades responsables agoten todas las medidas que estén a su alcance para poner inmediato remedio a estas fallas, impropias de un aeropuerto del tamaño e importancia como el de Santiago.