​Desempleo subió: presión de fuerza laboral no logra ser absorbida por la ocupación

|


Empleo 3

La tasa de desocupación fue 6,8% durante el trimestre móvil septiembre-noviembre, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Ello, implicó un aumentando 0,3 pp. en doce meses, debido a la expansión de 0,9% de la fuerza de trabajo, superior a la de los ocupados (0,5%).

La tasa de desocupación fue 6,8% durante el trimestre móvil septiembre-noviembre, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Ello, implicó un aumentando 0,3 pp. en doce meses, debido a la expansión de 0,9% de la fuerza de trabajo, superior a la de los ocupados (0,5%). Por su parte, los desocupados tuvieron un alza de 6,7%. La tasa de desempleo con iniciadores disponibles se situó en 7,1%, creciendo 0,4 punto porcentual respecto a igual trimestre del año anterior, mientras que la tasa combinada de desocupación y tiempo parcial involuntario varió 0,3 pp., alcanzando 16,7%.

El organismo informó, a su vez, los ocupados crecieron 0,5% respecto a igual trimestre del año anterior. El alza fue impulsada por los sectores actividades de salud (7,6%), construcción (3,4%) y transporte (4,1%). Por otro lado, las principales disminuciones se concentraron en industria manufacturera (-5,9%), comercio (-1,5%) y hogares como empleadores (-5,2%).

Las categorías ocupacionales asalariados públicos (2,8%) y privados (0,5%) fueron las que más incidieron en la expansión de los ocupados. Por su parte, los trabajadores por cuenta propia no registraron variación, mientras que personal de servicio doméstico (-3,9%) descendió.

La tasa de participación alcanzó 59,4%, reduciéndose 0,6 puntos porcentuales (pp.). La tasa de ocupación se situó en 55,4%, decreciendo 0,7 pp. en doce meses, y al igual que en el trimestre julio-septiembre de 2018, anotó la mayor contracción desde que entró en vigencia la encuesta en el trimestre enero-marzo de 2010.

La tasa de ocupación informal se ubicó en 30,0%, consignando una variación anual de 0,1 pp. Los ocupados informales crecieron 0,7%, incididos, en su mayoría, por las mujeres (1,0%) y el sector comercio (2,6%).

Anualmente, la tasa de desocupación creció en nueve regiones, disminuyó en cinco y no registró variación en Antofagasta. El incremento más importante tuvo lugar en O’Higgins (1,8 pp.), mientras que la mayor reducción fue en Magallanes (-2,1 pp.).


Principales Indicadores


La tasa de desocupación femenina fue 7,3%, con un alza de 0,4 pp. en doce meses, como consecuencia del aumento de 1,6% de la fuerza de trabajo, superior a la variación de 1,2% de las ocupadas. Por su parte, las desocupadas registraron un incremento de 7,3%, incididas por quienes buscan trabajo por primera vez (53,1%) y por las cesantes (2,6%). La tasa de participación se mantuvo constante en 49,1%, mientras que la tasa de ocupación decreció 0,3 pp., alcanzando 45,5%. Las mujeres fuera de la fuerza de trabajo crecieron 1,8%, incididas únicamente por las inactivas habituales (3,3%).

La tasa de desocupación de los hombres fue 6,5%, expandiéndose 0,3 pp. respecto a igual trimestre del año anterior, debido al incremento de 0,4% de la fuerza de trabajo y a la nula variación de los ocupados, además del aumento de 6,2% de los desocupados. Estos últimos fueron impulsado por los cesantes (6,4%) y por quienes buscan trabajo por primera vez (3,5%). Las tasas de participación y ocupación descendieron 1,0 pp. y 1,2 pp. y se situaron en 70,1% y 65,5%, en cada caso.

Los hombres fuera de la fuerza de trabajo crecieron 5,5%, influidos tanto por los inactivos habituales (6,5%) como por los potencialmente activos (1,5%). La tasa de desocupación más alta según tramo etario se observó en el segmento de 15-24 años y fue de 17,0%, con un alza de 0,4 pp. en doce meses.

En comparación con el trimestre móvil anterior, la tasa de desocupación ajustada estacionalmente no registró variación, situándose en 7,1%. La tasa femenina aumentó 0,1 pp., y la masculina se redujo 0,1 pp., alcanzando 7,7% y 6,7%, respectivamente.


Actividad económica


El crecimiento anual de los ocupados (0,5%) fue explicado por actividades de salud, construcción y transporte. Actividades de salud varió 7,6%, por actividades de médicos y odontólogos y por la categoría laboral asalariados públicos. Construcción mostró un alza de 3,4%, como consecuencia de actividades especializadas de construcción y trabajadores por cuenta propia. Transporte aumentó 4,1%, a raíz de transporte por vía aérea y asalariados privados.

Las principales contracciones ocurrieron en industria manufacturera, comercio y hogares como empleadores.

Industria manufacturera retrocedió 5,9%, por fabricación de muebles y asalariados privados. Comercio se redujo 1,5%, por comercio y reparación de vehículos automotores y por empleadores. Hogares como empleadores descendió 5,2%, por labores domésticas y personal de servicio doméstico. Las mujeres ocupadas crecieron 1,2%, por actividades de salud (9,1%). Los hombres ocupados no variaron, incidido por el mayor incremento en construcción (3,4%) y el principal retroceso en comercio (-4,1%).


EMPLEO INE nov