​Encuestas ¿Contradictorias?

|


Hermogenes Perez de Arce

El mismo día en que la encuesta CEP dio a conocer que Joaquín Lavín es el político con mayor adhesión y menor rechazo, en Radio Agricultura Checho Hirane abrió una votación de sus auditores para elegir al mejor candidato de derecha. Votaron 11.700 oyentes y el resultado fue: José Antonio Kast 56%, Felipe Kast 24 %, Joaquín Lavín 11 % y Manuel José Ossandón 5%.

¿Cómo se explica la diferencia de Lavín entre ambos sondeos? Se explica porque en la CEP votan los de derecha, de centro y de izquierda, y muchos en estos dos últimos sectores simpatizan con Lavín por “haberse dado vuelta la chaqueta” y, tras haber sido “el gallo de pelea” en favor del “Sí” y gran defensor de la obra del Gobierno Militar a través de su libro “La Revolución Silenciosa”, después se declaró “bacheletista-aliancista”, se pasó al bando del “No” y dijo que, de haber sabido de “las violaciones a los derechos humanos” (la más repetida consigna comunista), habría votado “No” en 1988. Así se ganó el aplauso de muchos del “No” y el repudio de muchos del “Sí”

Lavín tiene la ventaja de que se arregla para estar siempre en la TV haciendo anuncios, como alcalde, de obras y medidas que benefician a la mayoría. Eso le da popularidad, pero aun así en la derecha pocos votan por él porque lo consideran un tránsfuga. En ella la mayoría sigue siendo del “Sí”, aunque algunos lo disimulen (“voto oculto”). Esa mayoría está con José Antonio Kast, el único candidato definida y confesamente del “Sí”.

Problema para Lavín: para ser candidato presidencial debe ganar la primaria de la centroderecha, y todo indica que dentro de ella está penúltimo.

Además, los centristas e izquierdistas que adhieren a Lavín en la CEP no votarían por él en una elección presidencial, sino por uno de los suyos.

Es decir, no hay contradicción en el hecho de que sea el político con más adhesión y menos rechazo a nivel nacional y, al mismo tiempo, resulte penúltimo en la votación circunscrita sólo a los candidatos de derecha.


Hermógenes Pérez de Arce