Solicitan al Ejecutivo acelerar mitigación de los efectos que provocaron en la agricultura las últimas precipitaciones

|


Agricultuta (contaminaciu00f3n).

En condiciones de ser visto por la Sala, está un proyecto de acuerdo suscrito por un grupo transversal de senadores, por medio del cual solicitan al Ejecutivo que, si lo tiene a bien, adopte medidas de mitigación en beneficio de los sectores afectados por el último frente de mal tiempo que tuvo lugar en la zona centro-sur.

La idea es compensar los efectos provocados por las precipitaciones registradas el pasado 12 de noviembre, entre la región Metropolitana y La Araucanía, fenómeno que estuvo acompañado de fuertes vientos, tormentas eléctricas y lluvia tipo granizo.

Efecto de la agricultura

El problema principal que provocó el frente de mal tiempo en la agricultura es que en el mes de noviembre “ciertas producciones se encuentran en etapa de cuaje - fase de desarrollo del fruto- y la exposición a bajas temperaturas, viento o lluvia las daña gravemente, impacto que se aprecia en su etapa final”.

Según datos entregados por la autoridad, “los productores de frutas, semillas y hortalizas habrían sido gravemente perjudicados en sus procesos; especial reparo merecen estos últimos agricultores, toda vez que a menudo forman parte del grupo señalado como pequeños productores, siendo totalmente dependientes en lo económico de aquello que desarrollan en esta etapa del año”.

Asimismo, el proyecto de acuerdo advierte que “el evento climático no sólo afectará sustancialmente la producción, sino que tendrá un fuerte impacto en la generación de empleo, pues los productores frutícolas y semilleros tiene elevados requerimientos de mano de obra en el periodo noviembre-febrero, demandando en promedio más de 10 millones de jornadas- hombre, según informaciones de la ODEPA”.

Dado lo anterior, los congresistas insisten que “se hacen urgente medidas de mitigación y apoyo, que si bien fueron anunciadas por el ministro de Agricultura y el director del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), deben definirse cuanto antes para dar tranquilidad y certezas a los grupos afectados. Se requiere un catastro de los daños inmediatos y previstos para el sector agropecuario y las consecuentes medidas”.