​La Reja

|


Hermogenes Perez de Arce

Siempre supimos que los terroristas comunistas fugados de la Cárcel de Alta Seguridad en 1996, entre ellos Palma Salamanca y Hernández Norambuena, asesinos de Jaime Guzmán y secuestradores de Cristian Edwards, habían escapado con la complicidad del II Gobierno de la Concertación de Eduardo Frei Ruiz-Tagle. A mí el coronel (r) Ricardo Ramírez Ruiz me había escrito: “A los vigilantes del sector les cambiaron las armas con que hacían guardia, que tenían un alcance eficaz de 300 metros, por otras que tenían un alcance eficaz de 20 metros... las rondas que se hacían cada 5 minutos se ampliaron a cada 15 minutos… poco antes de producirse la fuga cambiaron a los gendarmes antiguos y pusieron otros recién egresados que sólo atinaron a esconderse al recibir las primeras ráfagas desde el helicóptero”.

Además, la “Comandante Ana” del FPMR comunista, la belga Emanuelle Verhoeven, fue contratada por Gendarmería para “asesorar” a los asesinos y secuestradores presos a efectos de la fuga. Ella sigue hoy en la impunidad en el exterior.

Lo que no sabíamos es lo que revela el libro del ex Ministro del Interior, Belisario Velasco, que se presenta esta semana: que el Director de Gendarmería, Claudio Martínez, ordenó retirar una reja horizontal que habría impedido la fuga en helicóptero de los frentistas, en los días anteriores a la misma (“El Mercurio”, 02. 12. 18). Ni sabíamos que el II Gobierno de la Concertación “premió” luego a Martínez con un cargo diplomático en Madrid.

El Chile de la Concertación (Aylwin, Frei, Lagos, Bachelet, Piñera) se ha caracterizado por perseguir a los uniformados que combaten al terrorismo de extrema izquierda y garantizar impunidad a sus guerrilleros, además de premiarlos con pensiones, beneficios e indemnizaciones, pero hasta ahora no habíamos reparado en que, además, había hecho retirar de la Cárcel de Alta Seguridad la reja que habría impedido la fuga en helicóptero.

El cuadro de impunidad para terroristas y castigo a los uniformados se mantiene intacto, como lo vemos en la Araucanía, puesto en vigor ahora por este “VI Gobierno de la Concertación” Sebastián Piñera.


Hermógenes Pérez de Arce