​¿Comprarías este auto eléctrico chino de 14.000 euros y 350 km de autonomía? En 2020 podrás hacerlo en Europa

|


Ora iq

Great Wall Motor es el mayor fabricante de SUV de China. Este tipo de vehículos se demandan cada vez más en el mundo, y modelos como el Kia Niro o el Hyundai Ionic muestran que la tendencia de futuro será tener cada vez más vehículos de este estilo con versiones eléctricas. Sin embargo, el precio de estos últimos es algo elevado, pero China quiere entrar en Europa por la puerta grande con un precio inferior a la mitad de lo que cuestan ambos coches.


China no ha podido competir con la industria automovilística en cuanto a coches de explosión se refiere, debido a que no han conseguido copiar la tecnología necesaria para hacerlo. Sin embargo, los motores eléctricos son mucho más sencillos de fabricar, y en los próximos años vamos a ver una invasión de vehículos con este tipo de propulsión fabricados allí y vendidos por todo el mundo a precios muy bajos.

Ora, marca de coches eléctricos de Great Wall, ha empezado ya a estudiar cómo empezar a distribuir sus vehículos eléctricos a nivel global, con el objetivo de vender en Europa en el año 2020. Sin embargo, la compañía no aclaró si este nuevo camino será a través de Spotlight Automotive, con la que van a fabricar vehículos eléctricos en colaboración con BMW.

La compañía afirma que sus coches están fabricados de acuerdo con los estándares internacionales, demostrando sus intenciones de vender en Europa. El pasado mes de septiembre develaron el Ora iQ, un SUV que es su primer modelo y que ofrece una autonomía de 360 kilómetros. Actualmente llevan ya más de 10.000 pedidos.


Ora R1


El siguiente modelo de Ora verá la luz a mediados de diciembre, y se llamará R1. Este coche será un compacto de cuatro plazas que tendrá 350 kilómetros de autonomía. Los más sorprendente de este modelo será su precio: 110.000 RMB, que equivalen a unos 14.000 euros. Este precio será aún menor en China, donde subvencionarán casi la mitad de su valor.


Ora r1 001

En China lo que más se venden actualmente son pequeños vehículos eléctricos, que alcanzaron las 777.000 unidades vendidas en 2017, ya que de momento no pueden competir con grandes fabricantes como Tesla. Un líder en el segmento de estos vehículos debería vender al menos 100.000 unidades al año. El gobierno chino quiere que se lleguen a producir al menos 3 millones de coches eléctricos cada año en el país.

Los coches pequeños son más baratos de fabricar y más asequibles, por lo que sus ventas iniciales son mayores. Este enfoque es totalmente distinto al de Tesla, que ha hecho lo contrario: empezar vendiendo coches caros para ir lanzando modelos más baratos.

De momento, China va a empezar a abrirse más a exportar sus vehículos después de que las ventas de coches hayan caído por primera vez desde 1992. En 2017 exportaron un 25% más. (www.adslzone.net)