​Reestructuración de Concha y Toro cosecha primeros resultados: Ganancia crece 20% en tercer trimestre

|


Concha y Toro web

Viña Concha y Toro alcanzó en el tercer trimestre del año una utilidad neta de $17.582 millones, lo que refleja un incremento de 20,1% respecto de igual período del año pasado, dando luces sobre los efectos de la reestructuración de sus negocios y la nueva estrategia comercial que lleva adelante la compañía. En ese contexto, ha continuado con el reposicionamiento de las marcas foco, lo que se ha traducido en un alza del precio promedio en los mercados de exportación, así como en los mercados domésticos de Chile y EE.UU.

La venta consolidada mostró una ligera alza en el trimestre, de un 0,8%, con un crecimiento de 3,2% en el segmento Vinos y una caída de 25,6% en el segmento de Otros Negocios, tras el término de la distribución de licores Diageo en el mercado doméstico de Chile.

El resultado del segmento Vinos refleja principalmente un impacto en volumen, producto del proceso de ajuste que conlleva la nueva estrategia comercial vigente. La nueva orientación del negocio tiene su foco en el segmento Premium, y ha significado el reordenamiento del portfolio y la salida deliberada de ciertas marcas y negocios que no cumplían con los objetivos de rentabilidad. Adicionalmente, el resultado del trimestre refleja la integración de la distribución en Estados Unidos, tras la fusión de la operación comercial de Fetzer y Excelsior.

En el mercado doméstico de Chile, la venta de vino creció un 13,7% en valor, con un incremento en volumen, precio promedio y un mejor mix de ventas. Por su parte, en los mercados externos, la venta aumentó 2,0% por un alza de 5,9% en el precio promedio, compensado en parte por un menor volumen de venta. Esto es explicado en parte por la integración de Excelsior, por la racionalización del portfolio de productos y la caída en volumen de marcas no prioritarias, entre otras.

Fetzer Vineyards mostró un positivo desempeño en el mercado doméstico, con un crecimiento en ventas de 11,3%, y en exportaciones, de 31,7%, por mayores precios y mayor volumen de vino embotellado. Su actividad comercial está orientada a las marcas de mayor valor y el reposicionamiento de precios.

En Argentina, el volumen de ventas aumentó en exportaciones a través de las oficinas de distribución y cayó en exportaciones directas y en el mercado doméstico. En el agregado, los volúmenes cayeron 13,6% en un escenario de ajuste de precios.

A nivel operacional, el EBITDA creció 17,3% y el margen EBITDA fue de 15,9%, 220pb sobre el ratio del año anterior, reconociendo un efecto positivo de Ch$6.218 millones por la adquisición de Excelsior y un impacto negativo por el mayor costo de la uva.