​Las brechas que buscan cerrar los países del G-20 en la cumbre de Buenos Aires

|


Reunion G20

Pedro Villagra Delgado, el representante de Argentina para el G-20, señaló en un encuentro informativo con la prensa que esos aspectos eran los “más complicados” de las discusiones entre los gobiernos, aunque expresó optimismo en que acercarán posiciones y esos temas aparecerían en la declaración final del encuentro.

El comunicado del G-20 al cierre de la cumbre, que tendrá lugar el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, debería ser “corto, de dos o tres páginas, con temas comprensibles para todo el mundo”, sostuvo. La modernización de la Organización Mundial del Comercio (OMC) podría ser uno de los ejes del debate, dijo.

El funcionario argentino citó la resistencia estadounidense a incluir los lineamientos del Acuerdo de París para el combate al cambio climático. La división sobre esta postura del gobierno del presidente de Estados Unidos Donald Trump marcó la reunión del G-20 celebrada en Hamburgo en julio de 2017.

Estas diferencias reaparecieron en un encuentro de funcionarios del grupo sobre energía que se realizó también en Argentina en junio de este año. Allí, la declaración final evitó mencionar una reducción del uso del carbón, en momentos en que Trump lo impulsa.

Con respecto al acero, uno de los puntos álgidos de la guerra comercial entre Washington y Pekín, Villagra señaló que China estaba enfrentada a los otros países del G-20, aunque no dio más detalles.

Sobre el tema de la inmigración, sostuvo que algunos gobiernos querían que no figurara en el comunicado.

Un diplomático de alto nivel de China dijo que una reunión que sostendrían los presidentes de su país y de Estados Unidos en la cumbre del G-20 será de “gran importancia” para resolver los problemas bilaterales, cuando ambas naciones intentan encarrilar sus relaciones diplomáticas.