Mesa público-privada culmina análisis para simplificar la tramitación ambiental de permisos de proyectos mineros

|


Mineria

El primer hito cerró el Ministerio de Minería para cumplir con el compromiso del gobierno del Presidente Sebastián Piñera de simplificar la tramitación ambiental de proyectos mineros.

Ayer, la División de Desarrollo Sustentable del Ministerio de Minería culminó el proceso de análisis de los principales cuellos de botella en la tramitación de permisos; trabajo que estaba siendo llevado a cabo desde abril a través de la “Mesa Sustentable”.

Esta instancia contó con la participación de representantes del mundo privado como Sonami, Consejo Minero y Aprimin; el Ministerio de Economía, además de instituciones ligadas al Ministerio de Minería como Cochilco y Sernageomin, y 11 organismos de administración del Estado con competencia ambiental como la Dirección General de Aguas (DGA), la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), la Subsecretaria de Fuerzas Armadas, Corporación Nacional Forestal (CONAF), Consejo de Monumentos Nacionales, Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), CONADI, Ministerio de Salud, Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) y Servicio de Evaluación Ambiental.

Dentro de análisis se detectó duplicidad de funciones entre diferentes órganos del Estado, disparidad de criterios entre las regiones y el nivel central en un mismo servicio y la necesidad de modernizar instituciones para adecuarlos a la normativa ambiental, entre otros.

“Hoy damos término a un proceso inédito en el sector minero, que significó unir por primera vez al mundo público con el privado para reducir los cuellos de botella en la tramitación ambiental de proyectos mineros”, destacó el subsecretario Pablo Terrazas.

Y agregó: “Pero esto es solo el inicio. El Ministerio de Minería ha delineado un largo camino que tiene como objetivo reducir y simplificar la obtención de los permisos. Cabe destacar que al asumir, un proyecto de la gran minería podía requerir cerca de 2.000 permisos para operar, situación que esperamos cambiar”.

El paso siguiente será la elaboración de un informe que plasme el trabajo que se requiere en el mediano plazo para facilitar la inversión en minería. Asimismo, se continuará avanzando en mesas paralelas con focos específicos junto al mundo privado y organismos el Estado.