​Brexit: 63% de los empresarios de A.Latina creen que Reino Unido será más fuerte tras salida de la UE

|


Brexit

 Un Reino Unido posterior al Brexit que puede lograr un simple acuerdo comercial con el bloque sudamericano Mercosur, tiene potencial para prosperar en una región que ha luchado continuamente con acuerdos comerciales vastos y complejos con la Unión Europea. Esa es la explicación más probable detrás de los resultados de un nuevo estudio que encontró que casi dos tercios de los dueños y gerentes de negocios latinoamericanos creen que el Reino Unido será un país más fuerte después de su salida de la UE.

Para llevar a cabo este primer estudio, Sherlock Communications en conjunto con Toluna In-sights entrevistaron a más de 3000 personas de diferentes orígenes en las seis economías más grandes de la región: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú. El objetivo era descubrir las percepciones de Brexit y su posible impacto. Los resultados encontraron que, a pesar de que muchos encuestados estaban confundidos o desentendidos con respecto a la salida del Reino Unido de la UE, existe confianza en la capacidad del Reino Unido para operar sin restricciones en Europa.

Más del 63% de los dueños de negocios y tomadores de decisiones, cuando se les preguntó si creían que, al abandonar la UE, el Reino Unido sería más fuerte o más débil a nivel internacional, respondieron "más fuerte", mientras que otro 12% fue indiferente. Del mismo modo, cuando se les preguntó si creían que la decisión del Reino Unido de abandonar la UE daría lugar a un mundo más peligroso e inestable, solo el 31% respondió que sí.


Percepciu00f3n latinoamericana respecto al Brexit

Amancio Vinhas Nunes, profesor de negocios y comercio internacional en el Instituto de Relaciones Internacionales (CAENI) de la Universidad de São Paulo en Brasil, explica que los latinoamericanos son muy conscientes de que el reciente acuerdo comercial entre Mercosur y la UE lleva más de 20 años preparándose, que tiene más de 1400 páginas y que aún no se ha firmado oficialmente. Si el Reino Unido pudiera ofrecer un acuerdo más simple y rápido tendría todo el potencial para llevarse a cabo.

"El hecho de que crean que será más fácil negociar con el Reino Unido solo tiene todo que ver con la complejidad de estos acuerdos", dijo el Profesor Nunes. “El acuerdo con la UE tiene muchas reglas, mientras que un acuerdo con el Reino Unido podría centrarse más en el comercio y la inversión. En este sentido, en términos de grado de flexibilidad, podría ser más fácil, ya que se reduciría el alcance del acuerdo”, señala.

Durante el año 2017, el intercambio comercial entre ambos países alcanzo un total de US$ 1.158 millones de dólares (808 mil millones de pesos), según cifras del Banco Central.

Considerando todo tipo de productos, es decir incluidas exportaciones tradicionales y no-tradicionales, el Reino Unido se ubica como el destino número 21 para las exportaciones chilenas y séptimo entre los destinos europeos. Sin considerar las exportaciones de cobre, el Reino Unido se posiciona como el destino número 11 de las exportaciones de Chile.


Pos brexit

"La Mercosur ha sido criticada por su falta de acuerdos bilaterales", agregó el profesor Nunes. “Países como México, Chile y Canadá tienen muchos acuerdos bilaterales, mientras que Mercosur no tiene acuerdos comerciales importantes en vigor. La gran oportunidad entonces es promover un acuerdo bilateral con el Reino Unido, si, por supuesto, este país tiene interés en ir en esa dirección".


Sin embargo, se advierte a los Brexiteers: si bien, la influencia del poder blando del Reino Unido es significativa, tampoco es indestructible. El estudio de Sherlock Communications encontró que casi una cuarta parte de los latinoamericanos han decidido no tener relación comercial con los británicos en el último año, como consecuencia de sus políticas de inmigración.

En los últimos 12 meses, el 22,7% de los latinoamericanos rechazaron comprar productos británicos como repudio a la política de inmigración del país. Este número se reduce ligeramente a 21,2% entre los dueños de negocios y altos funcionarios.