​La Inteligencia Artificial podría elevar el PIB de Chile al 6% anual

|


Inteligencia Artificial IDC

El mundo está transitando una profunda disrupción digital que tiene a la inteligencia artificial (IA) como gran protagonista. En palabras de Sergio Rademacher, Gerente General de Microsoft Chile, la IA “ya no es parte de un futuro posible sino de un presente palpable, que también estamos viendo en Chile”. Los casos de empresas chilenas que empiezan a incorporar esta tecnología ya sea para sus procesos productivos, logísticos o de atención al cliente, para un uso mayor intensivo de datos o para la integración de los sistemas de una empresa, van en aumento.

Pero ¿estamos avanzando tan rápido como podríamos? ¿Cuáles serían los beneficios en términos económicos para Chile de una absorción más acelerada de esta tecnología? ¿Qué desafíos se presentarían en un escenario de incorporación tecnológica más intensiva?

Éstas y otras preguntas son las que aborda el estudio “Inteligencia Artificial y Crecimiento Económico: Oportunidades y Desafíos para Chile”, elaborado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para el Crecimiento y la Equidad (CIPPEC), a pedido de Microsoft Latinoamérica. La investigación indagó en las 6 economías más importantes de la región para realizar proyecciones de crecimiento. El capítulo chileno del informe, que fue presentado hoy en el marco del evento de Microsoft sobre Inteligencia Artificial “AI + Tour”, concluye que si Chile adoptara y difundiera la IA de manera más intensiva de lo que adoptó las TIC en los 90, podría acelerar el crecimiento más de un punto porcentual, ubicándose en 6% del PIB.

El ejercicio incluye también escenarios menos optimistas para el país: un escenario “negativo”, que refleja un deterioro respecto de la adopción histórica de tecnología que llevaría a Chile a una desaceleración del crecimiento (2.7%). Y un escenario “neutral” o de “statu-quo” que asume que la economía chilena mantiene el mismo ritmo de adopción tecnológica que tuvo en los 90s; en este caso, su proyección de crecimiento se mantiene en el 5,1%.