Percepciones de Negocios: Sondeo del Central arroja que resultados han estado por debajo de lo esperado

|


Actividad

La mayoría de los entrevistados confirma un repunte de la economía durante este año, asociado principalmente a un volumen de ventas mayor al observado en el 2017. De acuerdo al informe de Percepción de los Negocios correspondiente a noviembre elaborado por el Banco Central, no obstante lo anterior, los mismos entrevistados afirman que los resultados han estado por debajo de lo esperado, pues los márgenes siguen estrechos. Esto último lo relacionan con precios de venta que se mantienen contenidos, toda vez que persiste una alta competencia entre oferentes y una demanda que se ha vuelto más sensible a los precios o que en algunas regiones y/o sectores no ha aumentado de manera sustancial. De todos modos, algunos entrevistados reconocen que las expectativas de recuperación estaban sobredimensionadas. Más allá de lo anterior, las perspectivas siguen siendo positivas en la mayoría de los sectores.

Gran parte de los consultados reporta una inversión algo más dinámica, en sectores que van más allá de la minería y sus relacionados.

Por sectores, destacan mejores percepciones en industria, construcción de viviendas y rubros ligados a las ventas de maquinarias. El comercio retail muestra bastante heterogeneidad. En el norte, con ventas al alza tras un 2017 muy malo. En el centro y sur, con crecimientos de ventas muy afectados por la drástica baja de turistas argentinos. De todos modos, un elemento común es el cambio estructural por el que atraviesa la industria, que los lleva a mantener bajos precios y una fuerte competencia de manera continua.

Entrevistados ligados a las obras públicas siguen afectados por la escasa (según algunos nula) apertura de nuevos proyectos y el retraso o revisión de los que ya están en marcha.

En la minería se aprecia la activación de proyectos nuevos. Sin embargo, los montos son menores que los de hace algunos años y los contactados indican que las condiciones de los contratos con proveedores son más restrictivas, tanto en términos de la duración como de los precios.

Respecto del mercado laboral, los entrevistados no informan de grandes cambios en las dotaciones y dan cuenta de una percepción general de escasas presiones de salarios.

En algunos casos, se informa de aumentos de personal que se enfocan en ofrecer mejor servicio a los clientes y así subir las ventas del negocio. La percepción del desempleo sigue siendo alta, especialmente en la Macrozona norte. De cualquier modo, se mantiene la dificultad para contratar técnicos o mano de obra calificada y se siguen informando las complicaciones que involucran las bajas competencias en determinados grupos de trabajadores.

En cuanto a los salarios, la mayoría reporta crecimientos acordes con la inflación. Existe una percepción general de pocas presiones salariales y de que la inmigración ha ayudado a contenerlas, siendo este un fenómeno relevante en algunos mercados y para cierto tipo de trabajadores.

Respecto de los costos, los entrevistados siguen señalando que una de las principales tareas es mantenerlos acotados —dado los bajos márgenes y alta competencia— y, en varios casos, aparece una preocupación por el aumento del precio de los combustibles.

Sobre el tipo de cambio, la mayoría sigue atento a su evolución. Muchos consideran que la volatilidad mostrada a lo largo del año hace difícil planificar y/o discutir alzas de precios con los clientes justificándose en este elemento. No se aprecia una preocupación por la inflación.

Las condiciones para el otorgamiento de crédito se perciben menos restrictivas y continúan resaltando las bajas tasas de interés.

Varios bancos señalan que han relajado algo las condiciones de otorgamiento de crédito y que han salido a buscar clientes de forma más intensa en el último par de meses. De todos modos, afirman que las colocaciones de consumo siguen principalmente orientadas a la compra de cartera o renegociaciones, pues lo clientes desean reducir su carga financiera. En el crédito automotriz, continúa destacándose su penetración en las ventas, con un modelo que ha ido extendiéndose también a la venta de máquinas y camiones.