​CCS: Desaceleración del comercio está relacionada con situación del mercado laboral

|



Robo combustible1 820x600

De acuerdo a las cifras divulgadas este lunes por el INE, las ventas del comercio minorista muestran una significativa desaceleración en el último trimestre, promediando un crecimiento del 2% en 12 meses entre julio y septiembre, muy por debajo del 5,1% alcanzado en el segundo trimestre. Puntualmente en septiembre, el crecimiento fue de sólo un 1,6%, el segundo más bajo del año luego de la leve contracción registrada en julio (-0,1%). Como referencia, el índice de Actividad del Comercio, que incluye también rubros mayoristas, disminuyó un 0,4% en septiembre.

La desaceleración se verifica en todos los rubros del comercio minorista, que, con la sola excepción de bebidas y tabaco, crecieron en septiembre por debajo de lo que acumulan durante el año. De este modo, la pérdida de dinamismo atraviesa transversalmente todos los ámbitos del consumo, constituyéndose en un fenómeno macroeconómico, e inclusive afectando las ventas de automóviles, cuyas tasas de crecimiento fueron sobresalientes durante todo el año. Estas, en septiembre, si bien mantuvieron su protagonismo dentro de las ventas minoristas, redujeron bruscamente su ritmo desde niveles superiores al 20% hasta un 13%

Dentro de las ventas minoristas, se destaca la caída en el consumo de combustibles, que enfrenta el sostenido aumento de los precios de la gasolina, lo que ha derivado en una caída promedio anual de 9,5% real, baja que, en septiembre, se agudizó hasta un 15,3% anual. También sobresale la caída de 5% en las ventas de materiales de construcción y ferretería, seguidas de los productos de farmacia e higiene personal, que además inciden en forma significativa en el resultado final del sector. En este caso, las compras caen 3,2% en septiembre, profundizando su caída en lo que va del año, que en promedio alcanza a 1,7%.

El desempeño de este rubro, que presenta alta elasticidad en relación al ingreso (especialmente en el caso de productos cosméticos y de higiene personal), reafirma la percepción de que las ventas del comercio se están viendo afectadas por factores macroeconómicos, en particular con la situación del mercado laboral, con un salario real que ha caído un 0,8% en los primeros ocho meses de 2018.