​Alphabet, matriz de Google, ratifica su buen momento y gana casi un 40 % más

|


Googlke

Alphabet (NASDAQ:GOOGL), la empresa matriz de Google, prosiguió con su buena racha y ganó en lo que va de año un 38,9 % más que en el mismo período del ejercicio anterior, con unos ingresos que se siguen apoyando, sobre todo, en el dominio casi absoluto que la empresa tiene de las búsquedas por internet.

Así, entre enero y septiembre del año fiscal 2018, la compañía logró unos beneficios netos de US$21.788 millones, frente a los US$15.682 millones logrados en los nueve primeros meses del ejercicio anterior, informó este jueves Alphabet.

El resultado bruto de explotación entre enero y septiembre fue de 24.841 millones de dólares, mientras que los ingresos se dispararon hasta los US$97.543 millones y la empresa destinó US$5.071 millones a pagar una multa impuesta por la Comisión Europea.

En julio, las autoridades europeas sancionaron a Google con 4.343 millones de euros (más de 5.000 millones de dólares) por obligar a fabricantes de teléfonos móviles a usar su sistema operativo Android para reforzar su posición de dominio en el mercado.

A principios de ese mes, la compañía anunció que había recurrido la decisión ante la Justicia, pero aseguró que no había pedido ni pedirá medidas cautelares para que se suspenda la resolución europea, que también le obligaba a poner fin a las prácticas monopolicas que conllevaron a la sanción.

En los primeros nueve meses de 2018, la empresa californiana ha mantenido estable su deuda a largo plazo, que solo se ha incrementado en 17 millones con respecto al cierre del ejercicio fiscal anterior hasta situarse en un total de 3.986 millones.

En cuanto a las cifras correspondientes al tercer trimestre, en las que más se fijaban este jueves los analistas, Alphabet ganó entre julio y septiembre 9.192 millones de dólares, un 36,5 % más que en el mismo período de 2017, cuando tuvo un beneficio neto de US$6.732 millones.

En los tres meses de la temporada veraniega del hemisferio norte, los accionistas de la compañía con sede en Mountain View (California, EE.UU.) lograron un beneficio de 13,06 dólares por título, frente a los 9,57 del mismo período el año pasado.

El capítulo referente a la facturación trimestral fue quizá lo menos positivo de lo presentado por la compañía, ya que pese a lograr ingresos por valor de US$33.740 millones durante el período estival, estos quedaron por debajo de los US$34.040 millones que los analistas habían pronosticado.

"Nuestro negocio sigue pasando por un buen momento a nivel global, liderado por las búsquedas en dispositivos móviles y por nuestros muchos productos que ayudan a miles de millones de personas cada día", indicó en un comunicado la consejera financiera de Alphabet y Google, Ruth Porat.

Los de hoy fueron los primeros resultados que la compañía ha publicado desde que anunció la clausura temporal de una de sus plataformas, la red social Google+, por motivos relacionados con errores de seguridad en el acceso a datos privados de los usuarios, que podrían ascender hasta el medio millón de cuentas afectadas.

Casi en paralelo a la publicación de los resultados, el diario The New York Times reveló hoy que Google protegió al creador de Android, Andy Rubin, ante una denuncia de conducta sexual inapropiada que fue considerada "creíble" en una investigación interna, y compensó su salida de la compañía tecnológica en 2014 con US$90 millones.

A partir de documentos corporativos y judiciales, y entrevistas con más de tres decenas de ejecutivos y empleados, algunos de los cuales han abandonado la empresa, el diario expuso que Rubin fue uno de "tres ejecutivos a los que Google protegió en la última década después de que fueran acusados de conducta sexual inapropiada".

Tras el revuelo causado por la publicación de The New York Times, el consejero delegado de Google, Sundar Pichai, aseveró que la compañía ha despedido a 48 personas por mala conducta sexual en los dos últimos años.

Las cifras publicadas por Alphabet no convencieron en Wall Street, y las acciones de la empresa retrocedía un 4,78 % en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos hasta situarse en los 1.043,22 dólares por título.