JPMorgan reporta ganancia trimestral mejor a la prevista, Wells Fargo también sorprende

|


JPMorgan

JPMorgan Chase & Co reportó el viernes una ganancia trimestral mejor a la esperada, ya que las utilidades generadas por la subida de las tasas de interés en Estados Unidos y por el crecimiento de los préstamos ayudaron al banco a compensar la debilidad en los ingresos por intermediaciones de bonos.

El mayor banco de Estados Unidos por activos, cuyos resultados a menudo son vistos como un barómetro de la economía del país, se ha beneficiado de una ganancia impositiva y una economía fuerte que ha hecho subir las tasas de interés y ha mantenido a raya los créditos incobrables.

Las cuatro principales divisiones de JPMorgan registraron un aumento en sus ingresos. La banca de consumo registró el mayor incremento, ya que una diversidad de negocios ayudó al prestamista a sobrellevar los altibajos de su área comercial.

El presidente ejecutivo del banco, Jamie Dimon, elogió los recortes de impuestos y los esfuerzos en materia de desregulación del presidente Donald Trump, pero dijo que las crecientes incertidumbres geopolíticas podrían afectar la economía en el futuro.

“Estados Unidos y la economía global continúan mostrando fortaleza, a pesar de un aumento de las incertidumbres económicas y geopolíticas, las que en algún momento a futuro podrían tener efectos negativos en la economía”, dijo Dimon.

Las acciones de JPMorgan subían más de 1% antes de la apertura del mercado. Preocupaciones sobre deslucidas intermediaciones y un débil crecimiento de los préstamos han afectado los papeles bancarios este año, con el índice financiero del S&P cayendo un 5%.

Las acciones de JPMorgan son la de mejor desempeño entre los seis grandes bancos de Estados Unidos. Incluyendo la fuerte caída de los últimos dos días, que hizo perder más de 1.300 puntos al promedio industrial Dow Jones, la acción del prestamista es la única en territorio positivo en el año.

Los ingresos totales del banco aumentaron 5,2% a US$ 27.820 millones. Las ganancias, en tanto, se dispararon un 24,5% a US$ 8.380 millones, o US$ 2,34 por acción. Los analistas esperaban ganancias de US$ 2,25 por acción, según datos de Refinitiv.

Las ganancias netas por intereses aumentaron un 7%, a US$ 14.100 millones, ya que la Reserva Federal ha aumentado las tasas cuatro veces desde el tercer trimestre del año pasado, con lo que llegó al 2,25%.


Wells Fargo también sorprende


Por su parte,  el banco Wells Fargo ganó en los nueve primeros meses del año US$ 16.329 millones, 2% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, según los resultados financieros que difundió este viernes y que superaron lo previsto en Wall Street.

La entidad financiera con sede en San Francisco obtuvo entre enero y septiembre pasados un beneficio neto por acción de US$ 3,07, frente a los US$ 2,94 por título del mismo periodo del año anterior, cuando las ganancias ascendieron a US$ 16.032 millones.

Wells Fargo facturó en los nueve primeros meses del año un total de US$ 65.428 millones, lo que representa un descenso del 1 % respecto a los ingresos de US$ 66.339 millones que registró en los mismos nueve meses del ejercicio anterior.

En cuanto a los resultados del tercer trimestre, a los que más atención prestaban hoy los analistas, el banco ganó US$ 6,007 millones (1,13 dólares por acción), un 32 % más que un año antes, cuando su beneficio fue de US$ 4.542 millones (0,83 dólares).

Entre julio y septiembre pasados, Wells Fargo registró una facturación de US$ 21.941 millones, apenas ninguna variación respecto a los US$ 21.849 millones que ingresó en mismo periodo del ejercicio anterior.

El consejero delegado de Wells Fargo, Tim Sloan, destacó que el banco está mejorando su gestión del riesgo y ha hecho progresos en la mediación con los clientes, "un paso importante" en los "esfuerzos por reconstruir la confianza".

Por su parte, el director financiero, John Shrewsberry, apuntó que las recompras de acciones, que se han triplicado respecto al año pasado, muestran el compromiso de la firma por devolver capital a sus inversores.

Wells Fargo se ha visto afectado por escándalos como el de la apertura de millones de cuentas falsas, hace dos años, que llevó a dimitir a su anterior consejero delegado, John Stumpf, y más recientemente por supuestamente tergiversar la calidad de préstamos utilizados en valores respaldados por hipotecas residenciales.

El banco solía ser uno de los que más crecían año tras año en EE.UU., pero la Reserva Federal congeló su expansión el pasado febrero hasta que mejore su gestión, tras constatar una "mala conducta generalizada y persistente".

A finales de septiembre, Sloan anunció un recorte de plantilla de entre el 5 % y el 10% en los próximos tres años para hacer la empresa más eficiente y digitalizada.

Los resultados trimestrales superaron levemente las previsiones de los analistas y las acciones de Wells Fargo subieron hasta un 1,5 % en la Bolsa de Nueva York (NYSE) al comienzo de la sesión, pero después pasaron a terreno negativo (0,70 %).

En lo que va de año, su valor se ha depreciado un 15,39 % en el mercado. (Reuters, EFE).