Potente huracán 'Michael’ causa estragos en Florida

|


Huracan

El ‘panhandle’ de Florida, la región continental en el noroeste del estado, nunca había sufrido algo como ‘Michael’. Lo que hace solo unos días se anticipaba como una tormenta tropical fue ganando intensidad a una velocidad inesperada y tocó tierra este miércoles en la región convertido en un huracán de categoría 4. Es uno de los peores huracanes que alcanza nunca los EEUU continentales, el más grave en Florida desde el demoledor ‘Andrew’ de 1992. Y la furia de los vientos que alcanzaron ráfagas de 250 kilómetros por hora y crecidas por la tormenta de hasta cuatro metros han extendido destrucción y devastación.

Aunque ya debilitado a categoría 1, ‘Michael’ por la noche seguía avanzando, golpeando con lluvias torrenciales Georgia (donde llegó como categoría 3, el primero de tanta fuerza en el estado desde el siglo XIX) y amenazando a las Carolinas, recientemente azotadas ya por el ‘Florence’. Y de momento hay ya al menos dos personas fallecidas, un hombre que murió cuando un árbol cayó sobre su casa en la localidad de Greensboro, y un niño que ha muerto también por la caída de un árbol sobre una casa en Seminole County, en Georgia.


Como un bombardeo


El epicentro del caos de ‘Michael’ es Mexico Beach, la pequeña localidad costera de poco más de 1.200 habitantes donde el huracán tocó tierra antes de la una del mediodía hora local. Allí, imágenes grabadas por una residente mostraban casas anegadas hasta los tejados, al menos hasta los que habían resistido el embiste de vientos que destruyeron construcciones y tumbaron árboles y tendido eléctrico. Y Patricia Mulligan, que hablaba por teléfono desde la localidad con ‘The New York Times’, describía la situación: “no puedes conducir un coche a ningún sitio, no puedes hacer nada porque está todo regado de casas, de piezas de casas”.

El reguero de caos y destrucción se extendía siguiendo la trayectoria del huracán, que había forzado una orden de evacuación para 375.000 personas en la región y ha dejado a 500.000 clientes sin electricidad, la mayoría en Florida pero también decenas de miles en Georgia y Alabama. En Panama City, un veterano cazador de tormentas citado por ‘The Washington Post’ usaba la imagen de un bombardeo para describir la devastación de la ciudad.

Aunque se espera a la mañana para comprobar la extensión de los daños se anticipaba la “destrucción inimaginable” de la que había hablado el miércoles el gobernador de Florida, el republicano Rick Scott, que advertía de que ‘Michael’ era “la peor tormenta en esta región de Florida en un siglo” y que el mismo miércoles por la tarde puso en marcha las tareas de búsqueda y rescate. Hay desplegados 3.500 miembros de la Guardia Nacional y las autoridades tienen listo un millón y medio de comidas y más de 3,7 millones de litros de agua potable.


Trump, de mitin


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que el miércoles por la mañana ha sido informado en el Despacho Oval de los preparativos ante el huracán por el responsable de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias, Brock Long, y otras autoridades, ha anunciado que visitará la región afectada a principios de la semana que viene. Ha hablado también por teléfono con los gobernadores de los estados afectados. Y ha defendido su decisión de no suspender un mitin que tenía por la tarde en Pensilvania para apoyar a un candidato republicano en las elecciones legislativas del 6 de noviembre. "No puedo decepcionar a las miles de personas que están allá y a las miles que irán", ha escrito en Twitter. (elperiodico.com)