Prima por riesgo en Italia se dispara y arrastra a mercados bursátiles

|


BOlsa de Italia

La prima de riesgo italiana, que mide el diferencial entre el bono nacional a diez años y el alemán en el mismo periodo, superó hoy los 315 puntos básicos y lastró así la evolución de la Bolsa de Milán y al resto de loss principales índices de la plaza europeoa durante esta mañana.

La prima de riesgo alcanzó en algunos momentos los 316 puntos básicos, lo que la situó según los medios especializados en niveles máximos de 2013, y en el mercado secundario, la rentabilidad a diez años alcanzó el 3,94 %.

La evolución de la Bolsa de Milán, que había abierto en positivo, viró a los números rojos y a las 13.00 locales (11.00 GMT), su selectivo perdía un 0,13 %, situado en los 19.824,80 puntos. Las dudas por Italia en la zona euro se dan además, en un escenario rally que no parece tener techo por parte de los bonos a 10 años de Estados Unidos. La suma de elementos ha redundado en que el DAX alemán ceda 0,5% durante la sesión mientras que el FTSE 100 británico anota una merma de 0,4% al igual que el CAC francés.

La prima de riesgo ha experimentado un incremento en los últimos días a causa de las previsiones económicas del Gobierno de los antisistema del Movimiento Cinco Estrellas y la ultraderechista Liga, que prevén un mayor nivel de gasto en los próximos años.

Para ello, el Ejecutivo estima que el déficit crecerá hasta el 2,4 % del producto interior bruto en 2019, al 2,1 % en 2020 y volverá al nivel actual, el 1,8 %, en 2021, una previsión ante la que la Unión Europea, que debe examinar las cuentas, ha expresado sus "serias preocupaciones".

El ministro de Economía, Giovanni Tria, defendió hoy ante la Comisión de Presupuestos del Parlamento que "hasta ahora no se ha dado una explosión de la prima de riesgo como algunos asustaban" aunque reconoció que "los niveles actuales no son aceptables".

"La prima no está justificada ante los fundamentos de nuestra economía", defendió el ministro a preguntas de los parlamentarios.

Tria consideró que "gran parte de la incertidumbre" proviene de la idea de que el Ejecutivo cuenta con un "Plan B" presupuestario para presentar a Bruselas, si bien lo descartó que lo halla, tal y como han hecho otros miembros del Gobierno.

El ministro de Desarrollo Económico y vicepresidente, Luigi Di Maio, ha avanzado que no rectificarán sus Presupuestos y ha acusado abiertamente a las autoridades comunitarias de asustar a los mercados e inflamar la prima de riesgo con sus declaraciones.

En la misma línea se ha expresado el otro vicepresidente y líder de la Liga, Matteo Salvini: "¡Preocupados jamás! Responsables sí, pero no habrá rectificación. No hay Plan B ni marcha atrás. Estamos convencidos de que las medidas que hemos previsto crearán trabajo y riqueza", reivindicó en Twitter.

El ministro Tria expresó su deseo de que el debate con la CE sobre sus Presupuestos sea "constructivo" para que esta "valore las fundadas razones de la estrategia de crecimiento" que su Gobierno ha plasmado en sus Presupuestos y previsiones macroeconómicas.

Y abogó por "bajar el tono" y evitar los cruces de declaraciones entre Roma y Bruselas, adonde se ha trasladado el presidente de la Cámara de los Diputados, Roberto Fico, del Cinco Estrellas, para mediar durante la negociación de las cuentas. (Estrategia, EFE)