B. Central: Ingreso disponible bruto de los Hogares creció en el segundo trimestre

|


Actividad

Al cierre del segundo trimestre del año, la tasa de ahorro de la economía alcanzó 20,9% del PIB, aumentando 0,1 puntos porcentuales (pp.) respecto al periodo anterior, informó este lunes el Banco Central. El resultado se explicó por una expansión del ingreso nacional y del consumo total, de 7,9% y 7,1% anual, respectivamente.

Por sector institucional, en tanto, el aumento del ahorro provino de Empresas no financieras y de las Sociedades financieras, parcialmente compensado por la reducción del ahorro de Gobierno y de Hogares.

El incremento del ahorro nacional y de la tasa de inversión bruta —que incluye variación de existencias— determinó un leve aumento de la necesidad de financiamiento de la economía de 0,1 pp., llegando a 1,2% del PIB. En este resultado destacó el mayor déficit fiscal y el menor superávit de los Hogares, contrarrestado en parte por el aumento de la capacidad de financiamiento de las Sociedades financieras, indicó el ente emisor.

En términos del stock de deuda, los Hogares alcanzaron un saldo equivalente a 72,2% de su ingreso disponible anual1, 0,8 pp. por sobre el cierre del primer trimestre, y con los préstamos bancarios hipotecarios y de consumo como su principal componente. Las Empresas no financieras, por su parte, mostraron un ratio de deuda sobre PIB de 99,4%, aumentando 1,7 pp., en línea con los mayores préstamos obtenidos en el mercado local y la depreciación del peso frente al dólar, que acrecentó la valoración de sus pasivos externos. Asimismo, el Gobierno general incrementó su deuda sobre PIB hasta 25,1%, mayor en 0,5 pp., explicado por la emisión de títulos de deuda emitidos en el mercado local y la mayor valoración de sus pasivos denominados en moneda extranjera.

En el ámbito de las posiciones financieras netas —activos financieros menos pasivos—, la economía en su conjunto mostró un aumento de su posición deudora frente al Resto del mundo de 1,4 pp., alcanzando 24% del PIB. Este resultado se explicó principalmente por el aumento en la emisión de títulos de deuda y la depreciación del peso chileno frente al dólar.

Por sector, la mayor posición deudora de la economía respondió en mayor medida al deterioro de la posición de Hogares y de Empresas no financieras. En efecto, los Hogares disminuyeron su riqueza financiera neta con relación a su ingreso disponible en 0,8 pp., hasta 193,4%, explicado fundamentalmente por un incremento de los préstamos, y por una menor tenencia de cuotas de fondos y participaciones de capital. En tanto, las Empresas no financieras y las Sociedades financieras aumentaron su saldo deudor neto durante el trimestre, hasta 129,7% y 15,6% del PIB, respectivamente. En contraste, el Gobierno general alcanzó una posición deudora de 3,5% del PIB, inferior en 0,7pp. al cierre del trimestre anterior.


Resultados Sectoriales


El ingreso disponible bruto de los Hogares creció 5,9% anual en el segundo trimestre, principalmente incidido por las rentas de la producción (salarios, ingreso mixto) y de la propiedad (retiro de utilidades, intereses, etc.). Asimismo, las transferencias corrientes recibidas desde el Gobierno contribuyeron positivamente en este periodo. Por su parte, apuntó el Central, este resultado se dio junto con una expansión levemente superior del gasto en consumo, determinando que la tasa de ahorro del sector se redujera levemente a 10,9% del ingreso disponible.

A junio, el ahorro del sector se elevó en 0,2pp., alcanzando una tasa anual de 11,3% del PIB. Este resultado fue consecuencia de mayores rentas de la producción, lo que fue contrarrestado parcialmente por las mayores rentas distribuidas.

El mayor ahorro de este sector financió casi en su totalidad la mayor tasa de inversión, determinando que su necesidad de financiamiento se mantuviera estable, respecto del periodo anterior, en 3,6% del PIB. Desde el punto de vista financiero, este déficit se reflejó en la obtención de financiamiento a través de préstamos y títulos de deuda, compensado por flujos de activos tales como depósitos, y cuotas de fondos y participaciones de capital.

En abril-junio, el Gobierno general mostró un ingreso disponible que subió 5,9% anual, menor al crecimiento registrado a marzo, explicado principalmente por la menor recaudación de impuestos netos de subvenciones. En el periodo, además, incidieron negativamente las rentas distribuidas y las prestaciones sociales netas de cotizaciones.

Por su parte, la tasa de ahorro del sector se ubicó en 0,9% del PIB, 0,1 pp. menor al trimestre previo, dado el crecimiento del ingreso disponible menor a la expansión experimentada por el consumo final efectivo. El leve descenso del ahorro sumado a un comportamiento estable del gasto de capital (incluye inversión y transferencias de capital) determinó una necesidad de financiamiento de 2,7% del PIB, lo que se reflejó en una menor adquisición de depósitos, principalmente.

Finalmente, la deuda del sector se situó en 25,1% del PIB, aumentando 0,5pp. en comparación con lo registrado al cierre del primer trimestre. Este resultado se originó principalmente por la emisión de bonos en el mercado local sumado al mayor valor de la deuda contraída en el exterior por la depreciación del peso respecto al dólar. Finalmente, el Gobierno general disminuyó levemente su posición deudora neta en 0,7pp., alcanzando 3,5% del PIB.


Cuentas nacionales por sector